Incapacidad laboral

La incapacidad laboral es la indisposición física o mental de manera temporal o permanente que puede presentar un trabajador. Esto lo limita para realizar su jornada laboral. Las incapacidades son, en este caso, producto de riesgo laboral.

Tipos de incapacidad laboral

La incapacidad laboral se da cuando un trabajador no es capaz de realizar las funciones habituales de su puesto de trabajo, y puede ser tanto temporal como permanente

La incapacidad laboral es una posibilidad entre los trabajadores. En el transcurso de su vida laboral, se encuentran expuestos a peligros, accidentes o enfermedades. Todos estos riesgos están clasificados para conocer en el marco legal a qué tipo pertenecen.

Por otro lado, pero en el mismo sentido, las mujeres pueden presentar incapacidad laboral por condición de embarazo o maternidad.

¿Qué es una incapacidad laboral en México?

El artículo 477 del Título Noveno sobre los riesgos de trabajo en la Ley Federal del Trabajo en México, establece que los riesgos laborales que pueden producirse se clasifican en cuatro categorías:

Cuando los riesgos se realizan pueden producir:

I. Incapacidad temporal;

II. Incapacidad permanente parcial;

III. Incapacidad permanente total; y

IV. La muerte.

Artículo 477 de la Ley Federal del Trabajo

Por tratarse de hechos fortuitos durante su periodo activo de trabajo, los jefes o empleadores están obligados a considerar una indemnización. Esta se hará efectiva durante el tiempo de reposo que los empleados necesiten.

Tipos de incapacidad laboral en México

En México la incapacidad puede clasificarse así:

1. Incapacidad temporal: es la falta de aptitudes o disposición del trabajador que lo imposibilita de manera parcial o total a desempeñar su labor por cierto tiempo.

2. Incapacidad permanente parcial: es la pérdida definitiva de algunas facultades, no todas, que padecerá el trabajador para realizar sus obligaciones.

3. Incapacidad permanente total: es la ausencia de todas las facultades o capacidades en el trabajador, esta condición lo imposibilita para realizar sus labores el resto de su vida.

Obligaciones del empleador

El trabajador puede exigir a su patrón el pago de las indemnizaciones según la incapacidad:

1. Si el trabajador padece una incapacidad temporal producto del riesgo de trabajo, el patrón está en la obligación de pagar una indemnización. Consiste en el pago total del salario aun cuando el trabajador tenga la imposibilidad de trabajar; este pago se contabilizará a partir del primer día de incapacidad.

2. Si un riesgo laboral le produce al trabajador incapacidad permanente parcial, la remuneración o indemnización constará de un pago específico. Este es un porcentaje estipulado legalmente por la tabla de valuación de incapacidades.

3. Si se produce una incapacidad laboral permanente total, el empleador debe indemnizar ciertos días de salario; exactamente, son 1095 días, de acuerdo a la ley.

Cabe destacar que el empleador mantiene su responsabilidad si:

  • El trabajador ha asumido los riesgos laborales.
  • Algún accidente ocurre por imprecisión del trabajador.
  • Un compañero de trabajo u otra persona ha causado un accidente donde el trabajador sale perjudicado.

¿Quién puede cobrar la indemnización?

Los únicos capacitados para cobrar sus indemnizaciones son los trabajadores. Sin embargo, hay ciertas excepciones a considerar. Si se ha comprobado incapacidad mental, la indemnización será cobrada por la persona encargada del cuidado del trabajador. Se trataría, en este caso, de una incapacidad permanente total.

¿Cuánto tiempo laboral se considera para una incapacidad?

El trabajador, según su pronóstico médico, recibirá un reposo máximo de tres meses. Este tiempo límite es solo para determinar si su caso clínico requiere de más tiempo. Se revisarán las constancias médicas por parte de los médicos competentes y, a partir de ahí, se dictaminará la finalización o continuación del cese laboral por incapacidad.

Después de tres meses, si aún se requiere tiempo de reposo, puede someterse a revisión el tratamiento médico recibido. De este modo, puede indicarse un nuevo tratamiento o terapia. También, pasados estos tres meses, se evalúa la posibilidad de declarar una incapacidad permanente con su remuneración legal. Dependiendo del caso, puede mantenerse la misma condición con su respectiva indemnización.

En este sentido, se realizarán evaluaciones cada tres meses para determinar el alta médica, el cambio de condición de la incapacidad y la indemnización correspondiente. Mientras no surja un cambio en lo antes mencionado, el trabajador recibirá su salario hasta que haya un cambio en su incapacidad.

Incapacidad por muerte

En el artículo 508 de la Ley Federal del Trabajo se establecen ciertas pautas para determinar la causa de muerte. Esto, con el fin de salvaguardar la imparcialidad a la hora de declarar un origen definitivo que corresponda a una causa laboral o no. Las pautas son las siguientes:

La causa de la muerte por riesgo de trabajo podrá comprobarse con los datos que resulten de la autopsia, cuando se practique, o por cualquier otro medio que permita determinarla.

Si se practica la autopsia, los presuntos beneficiarios podrán designar un médico que la presencie.

Podrán igualmente designar un médico que la practique, dando aviso a la autoridad.

El patrón podrá designar un médico que presencie la autopsia.

Artículo 508 de la Ley Federal del Trabajo

Ahora bien, prestar atención a los riesgos y a las leyes laborales puede evitar que se produzcan confusiones en cuanto al tipo de indemnización según la incapacidad sufrida por causa del trabajo. Tanto patrones como empleados pueden desarrollar una relación óptima si se garantizan los parámetros legales.