Guarda y custodia en Guanajuato

La guarda y custodia en Guanajuato se refiere a la obligación de velar por el bienestar de un individuo, comúnmente un menor de edad en el estado de Guanajuato.

Esta responsabilidad surge en contextos legales como divorcios o separaciones, donde se debe determinar quién será el encargado de cuidar y tomar decisiones importantes para el menor. Es decir, cuando los padres se separan, un tribunal puede determinar a cuál de ellos se le confiará la responsabilidad principal de la crianza del niño.

Esto implica la toma de decisiones relacionadas con su educación, salud y bienestar general. En ocasiones, la custodia puede ser compartida, lo que implica la participación de ambos padres en la crianza del menor.

Tenemos el abogado que estás buscando

Tenemos el abogado que estás buscando

¡No sigas buscando! Tenemos los mejores abogados especialistas de tu ciudad. Contacta ahora y dinos qué necesitas.

Quiero un abogado

La guarda y custodia tras la separación o el divorcio en Guanajuato

El Código Civil para el Estado de Guanajuato detalla las causas legalmente reconocidas para el divorcio en esta entidad federativa de México. Dentro de sus disposiciones, el punto XVIII aborda la separación de los cónyuges por un período superior a dos años como motivo válido para el divorcio.

Específicamente, se establece que la guarda y custodia de los hijos recaerá en el cónyuge con el que estos hayan vivido durante dicho periodo de separación. Sin embargo, a partir de los catorce años, los menores pueden decidir cuál de los cónyuges tendrá la guarda y custodia.

Son causas de divorcio:

(...)

XVIII. La separación de los cónyuges por más de dos años, independientemente del motivo que la haya originado, la cual podrá ser invocada por cualesquiera de ellos.

La acción podrá ejercitarse en cualquier tiempo y no tendrá más objeto que declarar la disolución del vínculo, conservando ambos la patria potestad de los hijos y quedando vigentes todas las obligaciones relativas a alimentos. La custodia de los menores la tendrá el cónyuge con el cual hayan vivido, pero los menores que hubieren cumplido catorce años, podrán elegir a su custodio. El contrato de matrimonio con relación a los bienes terminará al declararse el divorcio y se procederá a la liquidación en los términos de la Ley, sin perjuicio de lo que las partes convinieren al respecto.

(...)

Artículo 323 del Código Civil para el Estado de Guanajuato

Reglas sobre la guarda y custodia en Guanajuato

Según el código, la sentencia de divorcio tiene la responsabilidad de establecer la posición de los hijos menores de edad en la situación de separación de los padres.

En concreto, se especifica que en la mayoría de los casos de divorcio los cónyuges pueden acordar cómo se ejercerá la guarda y custodia de los hijos. Por otra parte, si no hubiere convenio, un juez decidirá sobre este y otros derechos y obligaciones relacionados con el cuidado de los hijos.

Además, se menciona que, en situaciones de divorcio motivadas por la violencia intrafamiliar, el cónyuge que se determina como responsable de dicha violencia no podrá ejercer la guarda y custodia de los hijos menores.

Junto a ello, se establecen restricciones en el régimen de visitas para el cónyuge culpable, de acuerdo con los términos que determine la resolución judicial correspondiente.

En los casos de divorcio motivado por enfermedades crónicas incurables y enajenación mental, la guarda y custodia será para el cónyuge sano, aunque el otro aún podrá conservar los demás derechos de la patria potestad.

La sentencia de divorcio fijará la situación de los hijos conforme a las reglas siguientes:

I. Cuando la causa de divorcio estuviere comprendida en las fracciones III, V y XV del artículo 323, los hijos quedarán bajo la patria potestad del cónyuge no culpable. Si los dos fueren culpables, quedarán bajo la patria potestad del ascendiente que corresponda en los términos del artículo 468 de este Código, y si no lo hubiere se nombrará tutor;

II. En todos los demás casos se estará a lo convenido por los cónyuges, siempre que a juicio del Juez, no se atente contra los intereses del menor; y si no hubiere pacto al respecto, el Juez decidirá sobre los derechos y obligaciones inherentes a la patria potestad y a la custodia de los hijos menores de edad, determinando su conservación, pérdida o suspensión para uno o ambos cónyuges, independientemente del carácter de vencedor o perdedor en juicio, mirando sólo el beneficio de los menores. En su caso, y de conformidad con la fracción IV del artículo 468, llamará a quien legalmente corresponda el ejercicio de la patria potestad o designará tutor;

Cuando la causa de divorcio fuera por violencia intrafamiliar, el cónyuge culpable estará impedido para ejercer la guarda y custodia de los menores, así como restringido el régimen de visitas en los términos de la resolución judicial correspondiente, procurando que estas visitas sean supervisadas; y

III. En los casos de las fracciones VI y VII del artículo 323, los hijos quedarán bajo la custodia del cónyuge sano, pero el consorte enfermo conservará los demás derechos de la patria potestad.

Artículo 337 del Código Civil para el Estado de Guanajuato

Buscar abogado para la guarda y custodia en Guanajuato

¿Buscas abogado de confianza?

Te ayudamos a encontrar abogado especialista de confianza sin compromiso. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en todo México.









    Al completar el formulario aceptas que has leído y aceptado nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.