Fuentes formales del derecho

Las fuentes formales del derecho se refieren a los procesos mediante los cuales se crean las normas legales.

¿Qué son las fuentes formales del derecho?

Las fuentes del derecho son el origen de este y tienen distintas clasificaciones. Entre ellas, se destacan las fuentes formales, que se refieren a los procesos mediante los cuales se crean las normas legales.

Estas fuentes son instrumentales, ya que su función es establecer cuándo y en qué condiciones una norma jurídica es válida y obligatoria para una sociedad específica. En sistemas jurídicos como el mexicano, se considera tradicionalmente que la legislación, la jurisprudencia y la costumbre son fuentes formales del derecho.

Legislación

En países con sistemas de derecho escrito, la legislación se posiciona como la fuente formal más destacada. Este proceso implica la elaboración de normas, entendido como la acción mediante la cual uno o varios órganos estatales formulan y promulgan reglas jurídicas específicas de aplicación general, conocidas como leyes. Es importante destacar que la ley no es la fuente formal por sí sola, sino más bien el resultado de la labor legislativa.

En el contexto mexicano, la legislación asume un papel fundamental como fuente formal del derecho. En el ámbito federal, el proceso legislativo se encuentra delineado en los artículos 71 y 72 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y se compone de seis fases: iniciativa, discusión, aprobación, sanción, publicación e inicio de vigencia. Además, existen procesos similares en cada una de las entidades federativas.

Jurisprudencia

La jurisprudencia se relaciona con las decisiones de los tribunales. Los jueces, al interpretar y aplicar la ley en casos específicos, contribuyen al desarrollo del derecho a través de sus decisiones. Es decir, la jurisprudencia tiene la capacidad de establecer precedentes que pueden influir en situaciones legales futuras.

En México, la jurisprudencia se genera mediante el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, sus Salas, los Tribunales Colegiados de Circuito, la Sala Superior del Tribunal Electoral y las Salas Regionales de este tribunal.

Costumbre

La costumbre se refiere a normas jurídicas no escritas que se imponen a través del uso, es decir, mediante la repetición constante de ciertas conductas por parte de las personas. Sin embargo, es importante destacar que la costumbre no puede ser más importante que seguir la ley. Es decir, no se puede usar como excusa decir que es una costumbre o práctica contraria a la ley.

En el contexto de la legislación mexicana, en ciertos casos se acepta la costumbre en ausencia de una ley específica u otra disposición expresa. Lo que significa que en México puede suceder que la costumbre deja de ser simplemente un hábito para convertirse en una norma jurídica reconocida.

La legislación contempla la costumbre en distintas leyes como el Código de Comercio, varios Códigos Civiles, la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito, así como la Ley Federal del Trabajo.

Otras fuentes formales

Las fuentes formales del derecho también pueden incluir a las normas individualizadas y principios generales. Las normas individualizadas se aplican a personas o grupos específicos, como sentencias judiciales, contratos y resoluciones administrativas.

Por otro lado, los principios generales del derecho son verdades jurídicas generales originadas mediante procesos jurídico-filosóficos. Esta opción otorga a los jueces la capacidad de abordar lagunas legales.

¿Buscas abogado de confianza?

Te ayudamos a encontrar abogado especialista de confianza sin compromiso. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en todo México.









    Al completar el formulario aceptas que has leído y aceptado nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.