Fraude procesal

El fraude procesal se define como la manipulación o alteración deliberada de los procedimientos legales, con el objetivo de lograr un resultado injusto o deshonesto durante un proceso judicial.

En otras palabras, se refiere a cualquier acción que se lleve a cabo en un caso judicial con la intención de obtener ventajas indebidas para una persona o terceros, como simular un acto jurídico, modificar pruebas presentadas ante el tribunal o llevar a cabo acciones para engañar a la autoridad judicial o administrativa.

Este tipo de fraude puede ocurrir en distintas etapas del proceso legal, ya sea en la investigación, el juicio o incluso durante la ejecución de una sentencia.

Ejemplos de fraude procesal

El fraude procesal es una acción ilegal que se considera una grave violación a la justicia. Esta conducta afecta la integridad del sistema judicial y pone en duda la confianza en él. Algunos ejemplos de conductas que son consideradas fraude procesal son:

  • Presentar pruebas falsas o manipuladas: Esto implica introducir evidencia que se sabe que es falsa o ha sido alterada con el objetivo de influir en el resultado del caso.
  • Ocultar pruebas relevantes: Retener o suprimir deliberadamente información importante que podría ser perjudicial para una de las partes o beneficiar a la otra.
  • Perjurio: Es mentir bajo juramento en el tribunal, ya sea como testigo o como parte involucrada en el caso.
  • Falsificación de documentos: Crear o presentar documentos falsos con el propósito de engañar al tribunal o a las otras partes.
  • Soborno o cohecho: Implica ofrecer o aceptar pagos o favores indebidos para obtener un resultado favorable en el proceso.
  • Influencia indebida sobre jueces o jurados: Tratar de influir de manera inapropiada en la imparcialidad de los jueces o miembros del jurado.

Sanciones

El Código Penal Federal de México contempla el fraude genérico, es decir, lo trata en términos de la obtención engañosa de un bien material o un lucro. Es por eso que el fraude procesal se encuentra penado en los distintos códigos penales locales de cada entidad federativa.

Por ejemplo, el Código Penal para el Distrito Federal en su artículo 310 dice que realizar actos fraudulentos en procesos judiciales con el fin de obtener beneficios indebidos conlleva penas de prisión de seis meses a seis años y una multa de cincuenta a doscientos cincuenta días. Si el beneficio es económico, se aplicarán las penas del delito de fraude que menciona el artículo 386 del Código Penal Federal.

Además, el Código Penal para el Distrito Federal contempla diversas sanciones para quienes mientan ante la autoridad.

En el artículo 311, se penaliza con prisión de dos a seis años y multa de cien a trescientos días a quienes declaren falsamente sobre los hechos que se investigan. 

El artículo 312 impone de tres a siete años de prisión (o de cinco a diez años si el delito es grave) a aquellos que, con intención indebida, declaren falsamente como testigos o denunciantes en un proceso penal.

Asimismo, el artículo 318 castiga con prisión de uno a cinco años y multa de cien a trescientos días a quienes simulen antecedentes o pruebas para inculpar a alguien ante la autoridad judicial.

¿Buscas abogado de confianza?

Te ayudamos a encontrar abogado especialista de confianza sin compromiso. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en todo México.









    Al completar el formulario aceptas que has leído y aceptado nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.

    Consultas sobre fraude procesal