Divorcio

El divorcio es la forma en la que termina el matrimonio. El divorcio en México es declarado en sentencia por un Juez de lo Familiar, después de que se haya llevado a cabo un procedimiento judicial en los términos y formalidades exigidos por el Código Civil aplicable a cada Estado.

Divorcio

El divorcio supone la disolución del vínculo matrimonial tras una sentencia judicial.

Existe un capítulo dentro del Código Civil Federal para el divorcio, mismo que deberá ser observado por la legislación de cada Estado de la República Mexicana.

Existen dos tipos de divorcio: por mutuo consentimiento y contencioso.

En primer lugar, el divorcio por mutuo consentimiento, como su nombre lo indica, requiere que ambos cónyuges se encuentren de acuerdo en el proceso de divorcio. En este caso, los solicitantes iniciarán una demanda en la que le expondrán al juez la forma en la que se repartirá el patrimonio que se adquirió durante la etapa de casados, si es su deseo darle un cónyuge al otro pensión alimenticia y la persona que conservará la custodia (el cuidado) y la forma de manutención de los hijos – en caso de tenerlos -.

Aunque a simple vista sea sencillo llegar a este acuerdo, es en muchas ocasiones el motivo por el cual las parejas no consiguen un acuerdo y deben irse a un procedimiento de divorcio contencioso.

Cuando la pareja está de acuerdo firmará una demanda de divorcio exponiendo la forma en la que han llegado a un acuerdo respecto al patrimonio y los hijos. Si la demanda cumple con las formalidades requeridas, se admitirá la misma por un Juez de lo Familiar y mandará llamar a los demandantes para que en su presencia ratifiquen su deseo de divorciarse y de hacerlo en esos términos. Una vez ratificado el divorcio, el Juez dictará sentencia en la que declarará la disolución del matrimonio y solicitará se haga la inscripción correspondiente en el acta del Registro Civil.

Por otro lado, cuando el matrimonio no logra llegar a una negociación, deberá iniciar una demanda de divorcio en contra del otro cónyuge ante un Juez de lo Familiar para exigir el divorcio.

A diferencia del divorcio por mutuo consentimiento, el cónyuge que inicia la demanda – considerado parte actora en el procedimiento – realizará todas sus peticiones respecto a la pensión alimenticia, custodia y manutención de los hijos. Dicha demanda será notificada al otro cónyuge – parte demandada en el procedimiento – para que conteste lo que a su derecho convenga e incluso presente una contrademanda que en términos legales se conoce como reconvención.

En cuanto a la repartición del patrimonio, se hará conforme al régimen matrimonial elegido.

¿Cuándo se puede iniciar una demanda de divorcio?

Para que un cónyuge pueda iniciar una demanda de divorcio en contra del otro es necesario que su pareja realizara durante el matrimonio cualquiera de las causales establecidas en el Código Civil del Estado donde celebró matrimonio. El Código Civil Federal menciona las distintas causales dentro del artículo 267. Este es un resumen:

  1. El adulterio.
  2. El hecho de que la mujer dé a luz, durante el matrimonio, un hijo concebido antes de celebrarse este contrato.
  3. La propuesta del marido para prostituir a su mujer.
  4. La incitación a la violencia hecha por un cónyuge al otro para cometer algún delito.
  5. Los actos inmorales ejecutados con el fin de corromper a los hijos.
  6. Padecer sífilis, tuberculosis, o cualquiera otra enfermedad crónica o incurable que sea, además, contagiosa o hereditaria.
  7. Padecer enajenación mental incurable.
  8. La separación de la casa conyugal por más de seis meses sin causa justificada.
  9. La separación del hogar conyugal si se prolonga por más de un año.
  10. La declaración de ausencia.
  11. La sevicia, las amenazas o las injurias graves.
  12. La acusación calumniosa hecha por un cónyuge contra el otro, por delito que merezca pena mayor de dos años de prisión.
  13. Haber cometido un delito que no sea político, por el cual tenga que sufrir una pena de prisión mayor de dos años.
  14. Los hábitos de juego o de embriaguez.
  15. Cometer un cónyuge contra la persona o los bienes del otro, un acto que sería punible si se tratara de persona extraña.
  16. La separación de los cónyuges por más de 2 años.

El texto completo de cada causal se puede consultar directamente en el Código Civil Federal dentro del artículo mencionado anteriormente.

El cónyuge que entable una demanda de divorcio en contra del otro, tendrá la obligación de probar que el demandado incurrió en las causales en las que basa su demanda. El Juez analizará las pruebas aportadas y dictará sentencia.