Despido

El despido es la terminación de la relación laboral, que ocurre de forma unilateral por el patrón en contra de su trabajador.
Ideas clave
  • Existen dos tipos de despido: justificado e injustificado.
  • Dependiendo del tipo de despido existen ciertas prestaciones que deben ser pagadas por el patrón al trabajador.
  • Si se va a despedir a un trabajador, es importante seguir un orden de pasos para realizar el despido correctamente.
  • En caso de que el trabajador no haya recibido el pago de lo correspondiente, puede demandar a su ex patrón.

¿Qué es el despido?

El despido es la terminación de la relación laboral, que ocurre de forma unilateral por el patrón en contra de su trabajador.

Las dos formas de despido en México

Despido justificado

El despido justificado se refiere a los motivos válidos por la ley que permiten al patrón separar a alguien de la fuente de empleo sin que exista responsabilidad para él por tratarse de una causa legítima.

Existen quince causas justificadas para despedir a una persona, en resumen consisten en:

  • Engaños, actos de violencia, injurias, chismes o cualquier acción provocada por el trabajador directa o indirectamente que perjudique al patrón, a los compañeros de trabajo o a la empresa misma.
  • Faltas de acatamiento al reglamento de la fuente de trabajo, tales como retardos, inasistencias, revelación de secretos, imprudencias que dañen el funcionamiento de las labores, presentarse a trabajar en estado de ebriedad o bajo el influjo de cualquier sustancia narcótica sin estar esta prescrita y autorizada por médico competente.
  • Acoso u hostigamiento sexual.

Despido injustificado

El despido injustificado se refiere a cualquier razón no válida para dar por terminada la relación laboral en contra del trabajador.

La distinción de estas dos formas de despido es fundamental porque indica a qué se tiene derecho, como se explicará más adelante.

Pasos para realizar un despido correctamente

  1. Lo más importante es asegurarse de que el despido sí tiene fundamento en alguna de las fracciones del artículo 47 de la Ley Federal del Trabajo, para que sea justificado; asimismo, si lo es, tener las pruebas idóneas para acreditar el o los hechos que están dando lugar a tal separación.
  2. Formular un aviso que contenga la causa y fundamento del despido, así como una narrativa de lugar, fecha y hora en que acontecieron los hechos.
  3. El aviso puede entregarse directamente al trabajador, o solicitar que se realice una notificación mediante tribunal laboral competente para ello. En caso de optar por la última modalidad, debe también señalarse el último domicilio conocido del trabajador. Es importante tomar en cuenta que se tienen cinco días hábiles desde la fecha del despido hasta la entrega del escrito en el tribunal, a fin de que sea procedente tal acción.
  4. Es de suma importancia entregar al trabajador el aviso de rescisión y no hacerlo de forma verbal únicamente, pues en caso de que no se tenga ese documento, se presumirá que el despido es por causa injustificada.

¿A qué tiene derecho el trabajador en caso de despido?

Si el despido es justificado se tiene derecho a un finiquito conformado por:

  • Los días laborados y no pagados al momento del despido.
  • Parte proporcional de aguinaldo, vacaciones y prima vacacional.
  • Prima de antigüedad únicamente para quien lleve quince o más años de servicio.
  • Otras prestaciones en caso de haber, tales como comisiones o bonos.

Si el despido es injustificado, existen dos opciones:

Reinstalación

La reinstalación se trata de volver al puesto de trabajo en las mismas condiciones que se venía desarrollando, más los salarios vencidos; prima de antigüedad que equivale a doce días de salario por año laborado; el proporcional de aguinaldo, vacaciones y prima vacacional; así como las prestaciones superiores a las de ley, semejantes a bonos y otros incentivos.

Indemnización constitucional

La indemnización constitucional o indemnización por despido es el pago que se produce cuando el trabajador se separa definitivamente del puesto de trabajo y el patrón le otorga tres meses de salario a razón del que venía devengando, sumado a los demás pagos otorgados en la reinstalación. 

El trabajador puede elegir la prestación que desee reclamar, lo cual podrá ser en una conciliación y en caso de no llegar a acuerdo alguno, podrá continuar con la secuela procesal hasta que el juez, evaluando si el despido fue justificado o no, determine procedente la acción y esta se ejecute.

¿Buscas abogado de confianza?

Te ayudamos a encontrar abogado especialista de confianza sin compromiso. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en todo México.









    Al completar el formulario aceptas que has leído y aceptado nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.