Despido disciplinario

El despido disciplinario es una manera de poner fin a la relación laboral por iniciativa del empleador, fundamentada en la existencia de una causa justificada relacionada con el comportamiento del trabajador. Esta forma de terminación laboral suele derivar de faltas graves o conductas inapropiadas por parte del empleado, como el robo, el fraude, la violencia en el entorno laboral, el acoso, el abuso de sustancias, el incumplimiento reiterado de las políticas de la empresa, entre otras.

Por lo general, se lleva a cabo antes una investigación interna para verificar la veracidad de las acusaciones y evaluar la gravedad de la conducta antes de proceder con el despido disciplinario.

Procedimiento para un despido disciplinario

La necesidad de una causa justificada y el procedimiento para despedir a un trabajador es fundamental para proteger sus derechos laborales. En el caso de un despido disciplinario en México, el artículo 47 de la Ley Federal del Trabajo establece que el patrón debe notificar al trabajador por escrito, especificando claramente la conducta que motiva la rescisión y las fechas en que ocurrieron.

Esta notificación debe entregarse personalmente en el momento del despido o comunicarse al Tribunal competente en los cinco días hábiles siguientes.

Conductas de indisciplina

El mismo artículo 47 de la LFT establece diversas causas por las cuales un patrón puede rescindir la relación de trabajo sin asumir responsabilidad. La mayoría de estas causas califican como razones para establecer un despido disciplinario. Estas razones son:

  • Engaño con certificados falsos: cuando un trabajador engaña al empleador presentando certificados falsos.
  • Faltas de probidad u honradez: faltas de probidad, actos de violencia, amagos, injurias o malos tratos contra el patrón, sus familiares o el personal de la empresa.
  • Perjuicios graves fuera del servicio: actos graves fuera del servicio que hagan imposible el cumplimiento de la relación laboral.
  • Daño intencional a bienes: causar intencionalmente perjuicios materiales a los bienes relacionados con el trabajo.
  • Compromiso de la seguridad del establecimiento: comprometer la seguridad del establecimiento o de las personas presentes, ya sea por imprudencia o descuido.
  • Actos inmorales o de hostigamiento y/o acoso sexual: la comisión de actos inmorales, hostigamiento o acoso sexual en el lugar de trabajo.
  • Revelación de secretos de fabricación: la revelación de secretos de fabricación o divulgar asuntos reservados.
  • Faltas reiteradas de asistencia sin justificación: tener más de tres faltas de asistencia en un período de treinta días, sin permiso o causa justificada.
  • Desobediencia injustificada: la desobediencia al patrón o a sus representantes sin causa justificada, especialmente en el contexto del trabajo contratado.
  • Negativa a adoptar medidas preventivas: la negativa del trabajador a adoptar medidas preventivas, especialmente si esto pone en riesgo la seguridad del resto de las personas.
  • Presencia en estado inconveniente: asistir al trabajo en estado de embriaguez o bajo la influencia de sustancias.
  • Pena de prisión: una sentencia ejecutoriada que imponga al trabajador una pena de prisión que le impida cumplir con la relación de trabajo.
  • Falta de documentos necesarios imputable al trabajador: la falta de documentos necesarios para la prestación del servicio, cuando es responsabilidad del trabajador obtenerlos y que excede del periodo establecido para entregarlos.

¿Buscas abogado de confianza?

Te ayudamos a encontrar abogado especialista de confianza sin compromiso. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en todo México.









    Al completar el formulario aceptas que has leído y aceptado nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.