Delito culposo

Un delito culposo se refiere a aquel que se realiza sin la intención expresa de causar daño o infringir la ley. Este tipo de delito se produce cuando una persona actúa de manera negligente o descuidada, sin considerar las posibles consecuencias de sus acciones.

Aunque no exista intención criminal, sigue siendo un acto ilícito que puede acarrear consecuencias legales, tales como sanciones, inhabilitaciones o penas de cárcel.

Aplicación de penas para delitos culposos

El artículo 60 del Código Penal Federal de México menciona que cuando se trata de delitos culposos, las penas y medidas de seguridad establecidas para cada delito no excederán la cuarta parte de las mencionadas para los delitos dolosos básicos, a menos que la ley disponga una pena específica. Además, en algunos casos específicos se puede imponer la suspensión de derechos para ejercer profesión, oficio, autorización, licencia o permiso por un periodo de hasta tres años.

En situaciones más graves, cuando actos u omisiones culposos atribuibles al personal de servicios en empresas de transporte público federal o local resultan en homicidios de dos o más personas, se aplican sanciones más severas.

La pena en estos casos puede variar entre cinco y veinte años de prisión, además de la destitución del empleo, cargo o comisión, así como la inhabilitación para obtener otros trabajos de naturaleza similar. Esta penalización también incluye los casos de transporte de servicio escolar.

Este artículo también menciona que la evaluación de la gravedad de la culpa queda a criterio del juez. Este debe tener en cuenta varias circunstancias generales de acuerdo con lo establecido en el artículo 52. También debe tomar en cuenta otros factores, como la capacidad de anticipar y evitar el daño, el deber de cuidado exigible según las circunstancias y condiciones personales del acusado, antecedentes delictivos anteriores, el tiempo disponible para actuar con reflexión y cuidado, y la condición del equipo y las circunstancias de funcionamiento mecánico, especialmente en casos vinculados a servicios de transporte.

Especificaciones

El artículo 61 subraya que, en los delitos culposos, a diferencia de otras infracciones, no será obligatorio que el responsable repare el daño ocasionado.

También destaca que en situaciones donde un delito doloso cuente con una sanción alternativa que involucre una pena que no implique la privación de libertad, esta opción se aplicará al individuo responsable de un delito culposo. En otras palabras, si el delito doloso cometido ofrece una sanción alternativa que no conlleva privación de libertad, esta alternativa será tomada como la sanción aplicable.

Propiedad ajena y lesiones

Según el artículo 62, en delitos culposos que resulten en daños a propiedad ajena, la sanción consistirá en una multa que no exceda el valor del daño, más la obligación de reparar dicho daño, siempre y cuando el monto no supere cien veces el salario mínimo.

Esta misma penalización se aplica a delitos culposos relacionados con el tránsito de vehículos, sin importar el valor del daño. Para lesiones causadas por culpa durante el tránsito vehicular, la acción legal sólo procederá si la víctima o su representante lo solicitan, siempre que el conductor no esté bajo la influencia de sustancias ni haya abandonado a la víctima.

¿Buscas abogado de confianza?

Te ayudamos a encontrar abogado especialista de confianza sin compromiso. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en todo México.









    Al completar el formulario aceptas que has leído y aceptado nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.