Contrato de arrendamiento

El contrato de arrendamiento es un documento que regula la relación entre dos partes. El arrendador cede el uso de su propiedad al arrendatario, quien paga una cuota periódica por un tiempo fijado en el mismo.

Los derechos y obligaciones de ambos se estipulan y formalizan en estos contratos. En caso de incumplimiento, la parte afectada tiene el derecho de presentar una reclamación en la justicia.

Contrato de arrendamiento

El contrato de arrendamiento es el que celebran dos partes acordando que una de ellas da a la otra el uso y disfrute de algo de su propiedad a cambio del pago de una renta.

Características de un contrato de arrendamiento

Existen características que son generales a los contratos de arrendamiento.

  • Bilateral: se firma entre las dos partes, un arrendador y un arrendatario.
  • Oneroso: ambos tienen un beneficio, uno percibe un pago mensual y el otro accede al derecho de uso de la vivienda o local.
  • Derechos y obligaciones: en el contrato de arrendamiento se fijan todos los derechos y obligaciones de cada una de las partes para regular la relación.
  • Establece el plazo de vigencia.
  • Expresa de forma clara el estado en que se encuentra el bien objeto del contrato.
  • Expresa la posibilidad de renovación.

Tipos de contrato de arrendamiento

Los contratos de arrendamiento pueden clasificarse de la siguiente manera:

Arrendamiento de vivienda habitual

Se acuerda la cesión de uso de un inmueble para vivienda habitual, a cambio de una retribución económica.

Contrato de arrendamiento de temporada

Son contratos de menor durabilidad, frecuentes para casos especiales como vacaciones, estudios, trabajo. Pueden ser por pocos días, semanas o meses.

Arrendamiento de locales comerciales

Los bienes inmuebles que motivan el contrato son para la explotación comercial. En estos se detalla los servicios que posee y el estado en que se encuentra al momento de la entrega, además del uso que se hará del mismo.

Datos que contiene un contrato de arrendamiento

  1. Datos personales del arrendador, arrendatario y sus representantes legales.
  2. Información detallada del bien que se arrenda como datos catastrales, mobiliario que posee, dimensiones.
  3. Estado del bien inmueble detallado.
  4. Plazo de vigencia del contrato de arrendamiento.
  5. Obligaciones de cada una de las partes que intervienen en la relación contractual.
  6. La renta que corresponde. Importe y forma de pago.
  7. El uso que se hará del inmueble.
  8. Causas que motivarían la rescisión.
  9. Formas de renovación del contrato.
  10. Otras cláusulas que acuerden las partes cuando firmen el contrato.
  11. Fecha, lugar y firma de los involucrados.

Garantías de un contrato de arrendamiento

Existen diferentes mecanismos que funcionan como una garantía ante el incumplimiento del contrato. Entre las más frecuentes se encuentran:

  • Aval: una tercera persona física o moral firma como avalista. Esto significa, que, ante un incumplimiento en el contrato, el propietario podrá exigir su responsabilidad al ejecutar el aval.
  • Garantía de depósito: se traslada un depósito dinerario al propietario como garantía. Si se presenta una situación de impagos o incumplimiento se cobra de este dinero.

Incumplimiento del contrato de arrendamiento

Cuando una de las partes incumple con una o más cláusulas de las que se establecieron en el contrato, se puede reclamar. La demanda será por los daños y perjuicios ocasionados.

Entre las posibles consecuencias de un incumplimiento del contrato de arrendamiento están:

  • Indemnización por daños y perjuicios, con la posible continuidad del contrato o su extinción.
  • Ejecución de los avales.
  • Desahucio del inmueble.

Los abogados especializados en contratos son los profesionales idóneos para asesorar, desde la elaboración del contrato de arrendamiento hasta la resolución de litigios por incumplimientos.