Aceptación de la herencia

La aceptación de la herencia es el acto en el cual un heredero manifiesta su decisión de aceptar lo que le ha sido adjudicado por el testador en el caudal hereditario.

Generalmente, aquellas personas designadas como herederos tienen la opción de aceptar o rechazar la herencia. La forma de llevar a cabo la aceptación puede variar según las leyes y regulaciones correspondientes. En algunos sistemas legales, se considera que la aceptación de la herencia es un acto explícito que implica una declaración formal. En otros casos, la aceptación puede ser implícita, indicando que la persona ha aceptado la herencia a través de ciertos actos específicos.

Capacidad para hacer la aceptación

El Código Civil Federal de México regula todo lo relacionado a herencias, incluyendo lo relacionado con la aceptación de esta.

Dicho código establece que aquellos que tienen la libre disposición de sus bienes, es decir, quienes tienen capacidad para administrar y decidir sobre sus propios recursos, pueden tanto aceptar como renunciar a una herencia.

Pueden aceptar o repudiar la herencia todos los que tienen la libre disposición de sus bienes.

Artículo 1653 del Código Civil Federal

Además, en el caso de herencias dejadas a menores de edad, serán los tutores quienes la acepten o repudien. En caso de repudiarla se requiere supervisión y aprobación de la autoridad judicial.

La herencia dejada a los menores y demás incapacitados, será aceptada por sus tutores, quienes podrán repudiarla con autorización judicial, previa audiencia del Ministerio Público.

Artículo 1654 del Código Civil Federal

La mujer casada no requiere la autorización de su esposo para aceptar o renunciar a la herencia que le corresponde de manera individual. Sin embargo, cuando se trata de una herencia común entre ambos cónyuges, la aceptación o renuncia debe realizarse de manera conjunta. En caso de desacuerdo entre los esposos, la resolución recae en manos del juez, quien tomará una decisión basada en las circunstancias particulares del caso.

La mujer casada no necesita la autorización del marido para aceptar o repudiar la herencia que le corresponda. La herencia común será aceptada o repudiada por los dos cónyuges, y en caso de discrepancia, resolverá el juez.

Artículo 1655 del Código Civil Federal

Condiciones de aceptación

La aceptación puede ser expresa o tácita. Se establece que la aceptación expresa ocurre cuando el heredero acepta de manera clara y directa mediante palabras inequívocas.

En contraste, la aceptación tácita se evidencia a través de acciones que implican necesariamente la intención de aceptar, o que sólo podrían llevarse a cabo considerando la calidad de heredero.

La aceptación puede ser expresa o tácita. Es expresa la aceptación si el heredero acepta con palabras terminantes, y tácita, si ejecuta algunos hechos de que se deduzca necesariamente la intención de aceptar, o aquellos que no podría ejecutar sino con su calidad de heredero.

Artículo 1656 del Código Civil Federal

Además, nadie puede aceptar o repudiar una herencia parcialmente ni de forma condicional. Es decir, debe aceptarse o rechazarse la herencia completa.

Ninguno puede aceptar o repudiar la herencia en parte, con plazo o condicionalmente.

Artículo 1657 del Código Civil Federal

En caso de que haya varios herederos y no logren ponerse de acuerdo sobre la aceptación de la herencia, se permite que algunos herederos acepten mientras que otros repudian.

Si los herederos no se convinieren sobre la aceptación o repudiación, podrán aceptar unos y repudiar otros.

Artículo 1658 del Código Civil Federal

Por otro lado, el Código Civil Federal especifica que si un heredero fallece sin haber tomado una decisión respecto a la aceptación o repudiación de la herencia, este derecho se transmite a sus sucesores. 

Si el heredero fallece sin aceptar o repudiar la herencia, el derecho de hacerlo se transmite a sus sucesores.

Artículo 1659 del Código Civil Federal

A diferencia de la aceptación, que puede ser expresa o táctica, la repudiación o renuncia a la herencia debe ser en todo caso expresa.

La repudiación debe ser expresa y hacerse por escrito ante el juez, o por medio de instrumento público otorgado ante Notario.

Artículo 1661 del Código Civil Federal

Además, es importante conocer que no es posible repudiar o renunciar a la herencia futura de una persona viva, ya que este trámite solo es posible una vez se produce el fallecimiento.

Ninguno puede renunciar la sucesión de persona viva, ni enajenar los derechos que eventualmente pueda tener a su herencia.

Artículo 1665 del Código Civil Federal

Tanto para la aceptación como para la renuncia de la herencia es necesario que se tenga certeza sobre la muerte del difunto.

Nadie puede aceptar ni repudiar sin estar cierto de la muerte de aquel de cuya herencia se trate.

Artículo 1666 del Código Civil Federal

El Código Civil Federal faculta a los interesados en la herencia a pedir a cualquier heredero que declare si acepta o repudia la herencia, solicitando al juez que fije un plazo máximo de un mes para pronunciarse, tomándose la herencia por aceptada en caso de no pronunciarse.

Cuando alguno tuviere interés en que el heredero declare si acepta o repudia la herencia, podrá pedir, pasados nueve días de la apertura de ésta, que el juez fije al heredero un plazo, que no excederá de un mes, para que dentro de él haga su declaración, apercibido de que, si no la hace, se tendrá la herencia por aceptada.

Artículo 1669 del Código Civil Federal

Hay que destacar la naturaleza irrevocable de las decisiones de aceptación y repudiación, indicando que una vez tomadas no pueden revertirse, salvo en situaciones de dolo o violencia.

La aceptación y la repudiación, una vez hechas, son irrevocables, y no pueden ser impugnadas sino en los casos de dolo o violencia.

Artículo 1670 del Código Civil Federal

Otro aspecto relevante es que la aceptación de la herencia no conlleva la confusión de los bienes del difunto con los de los herederos. Se presume que toda herencia se acepta a beneficio de inventario, incluso si no se expresa explícitamente.

La aceptación en ningún caso produce confusión de los bienes del autor de la herencia y de los herederos, porque toda herencia se entiende aceptada a beneficio de inventario, aunque no se exprese.

Artículo 1678 del Código Civil Federal

¿Buscas abogado de confianza?

Te ayudamos a encontrar abogado especialista de confianza sin compromiso. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en todo México.









    Al completar el formulario aceptas que has leído y aceptado nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.