Abandono de trabajo

​​​El abandono de trabajo se define como la situación en que un empleado deja de asistir y cumplir con sus tareas laborales, sin comunicar a su patrón ni seguir los pasos apropiados para renunciar.

Básicamente, implica que un trabajador deja su empleo sin previo aviso ni una razón válida. Debido a la falta de aviso y al incumplimiento de sus obligaciones laborales, el empleado podría ser responsable de compensar los posibles daños y perjuicios causados.

Procedimiento de abandono de trabajo

El abandono de trabajo es una violación del contrato y los compromisos laborales entre el empleado y el empleador.

Los procedimientos en estas circunstancias pueden variar según las leyes y las políticas de la empresa. Por ejemplo, se produce cuando un empleado no se presenta al trabajo durante un período de tiempo sin comunicar a su supervisor o empleador la razón de su ausencia. 

En estos casos, el empleador podría intentar comunicarse con el empleado a través de diversos canales y, si esto no funciona, podría enviar una notificación por escrito a la dirección del empleado, estableciendo un plazo específico para responder o volver al trabajo. Si no se obtiene respuesta, la relación laboral podría ser terminada. 

Causa de despido justificado

En el caso específico de la legislación mexicana, la Ley Federal del Trabajo no regula el concepto de abandono de trabajo como motivo directo de terminar una relación laboral. Sin embargo, la Ley Federal del Trabajo establece en su Artículo 47 las circunstancias bajo las cuales un empleador puede rescindir el contrato de trabajo sin incurrir en responsabilidad. Es decir, enlista las situaciones en que puede haber un despido justificado.

Dentro de estas causas de despido justificado, la fracción X del Artículo 47 establece que uno de los motivos para la terminación laboral sin responsabilidad para el patrón es cuando un trabajador acumula más de tres faltas de asistencia en un período de treinta días, sin la autorización del patrón o sin una justificación válida.

Son causas de rescisión de la relación de trabajo, sin responsabilidad para el patrón:

[...]

X. Tener el trabajador más de tres faltas de asistencia en un período de treinta días, sin permiso del patrón o sin causa justificada;

[...]

Artículo 47 de la Ley Federal del Trabajo

Es importante destacar que estas tres ausencias injustificadas no necesariamente deben ser días consecutivos, pero su acumulación sí puede resultar en la finalización legítima de la relación laboral. Esto significa que, en casos de abandono de trabajo, tan solo tres días de ausencia sin justificación podrían conducir a la finalización justificada de la relación laboral de acuerdo con la ley mexicana.

Libertad de procedimiento para abandonar el trabajo

La legislación en México no proporciona un procedimiento específico para que los empleadores aborden el abandono de trabajo de sus empleados. Sin embargo, como se puede ver, existe un marco legal que permite a los empleadores tomar medidas en caso de que se produzca la acumulación de tres faltas injustificadas de los empleados.

En este sentido, las empresas tienen la flexibilidad de establecer sus propios protocolos internos para enfrentar situaciones de abandono de trabajo.

Es decir, la ley considera que la propia acción del empleado al no presentarse al trabajo constituye una violación suficiente como para no requerir notificaciones previas ni intentos de contacto por parte del empleador, ya que la falta de asistencia por sí misma indica una falta de cumplimiento laboral.

Consultas sobre abandono de trabajo