Litispendencia

La litispendencia es una expresión que se utiliza en Derecho para hacer referencia a cuando existe un juicio pendiente.

Se trata del conjunto de efectos jurídicos que produce cualquier proceso que ha sido iniciado pero no ha sido finalizado por sentencia definitiva y firme.

Por lo tanto, la litispendencia comienza en el momento de la interposición de la demanda si después es admitida y finaliza cuando acaba el procedimiento.

Efectos procesales de la litispendencia

El conjunto de efectos del proceso pendiente que se originan por la presentación de una demanda son los siguientes:

  • En primer lugar, con la litispendencia surge la obligación de continuar el proceso hasta finalizarle y dictar un resolución sobre la cuestión.
  • El efecto denominado como excepción de litispendencia, consiste en que mientras exista un proceso pendiente no puede existir otro entre las mismas partes, por idéntico objeto y por la misma causa aunque sea ante otro Tribunal. El objetivo de esta excepción procesal es evitar sentencias contradictorias.
  • Queda prohibido el cambio de la demanda o del objeto del litigio. Pero sí que se admiten las alegaciones complementarias efectuadas por las partes.
  • Perpetuación de la jurisdicción, es decir, el juez competente lo seguirá siendo a partir de la interposición de la demanda a pesar de cualquier otro cambio que pueda surgir durante el proceso (como por ejemplo un cambio de domicilio del demandado).
  • Perpetuación de la legitimación de las partes desde el momento en que presente la demanda.