Artículo 311 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal

El Juez que instruya el sumario practicará las diligencias que le propusieran el Ministerio Fiscal o cualquiera de las partes personadas si no las considera inútiles o perjudiciales.

Contra el auto denegatorio de las diligencias pedidas podrá interponerse recurso de apelación, que será admitido en un solo efecto para ante la respectiva Audiencia o Tribunal competente.

Cuando el Fiscal no estuviere en la misma localidad que el Juez de instrucción, en vez de apelar, recurrirá en queja al Tribunal competente, acompañando al efecto testimonio de las diligencias sumariales que conceptúe necesarias, cuyo testimonio deberá facilitarle el Juez de instrucción, y, previo informe del mismo, acordará el Tribunal lo que estime procedente.

art 311 lecrim

Este artículo establece que el Juez de instrucción del sumario practicará las diligencias propuestas por el Ministerio Fiscal o cualquiera de las partes personadas.

El artículo 311 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal forma parte del título dedicado a la instrucción: