Artículo 310 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal

Los Jueces de instrucción podrán delegar en los municipales la práctica de todos los actos y diligencias que esta Ley no reserve exclusivamente a los primeros cuando alguna causa justificada les impida practicarlos por sí. Pero procurarán hacer uso moderado de esta facultad, y el Tribunal inmediato superior cuidará de impedir y corregir la frecuencia injustificada de estas delegaciones.

art 310 lecrim

El artículo 310 de la LECRIM establece que los Jueces de instrucción podrán delegar en los municipales la práctica de los actos y diligencias que esta Ley no les reserve exclusivamente y siempre que alguna causa justificada les impida practicarlos.

El artículo 310 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal forma parte del título dedicado a la instrucción: