Jornadas especiales de trabajo

Las jornadas especiales de trabajo son un modelo que se aparta de la normativa laboral común, diseñado para abordar necesidades particulares en diversos sectores y roles laborales.

Este enfoque permite una flexibilidad y extensión de normas laborales, con el objetivo de adaptarse a las exigencias organizativas específicas de ciertas actividades o las características singulares del trabajo y su entorno.

¿Buscas abogado especialista en derecho laboral?

Te ayudamos a encontrar abogado laboralista de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado laboralista

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Consultar abogado

¿Qué normativa regula las jornadas especiales de trabajo?

Las disposiciones generales referentes a la jornada ordinaria de trabajo son aplicables, siempre y cuando no entren en conflicto con las reglas especiales legalmente establecidas para cada sector de actividad. Es importante destacar que las jornadas especiales no se aplican a relaciones laborales de carácter especial.

El Real Decreto 1561/1995, de 21 de septiembre, es la normativa que regula las jornadas especiales de trabajo.

Los regímenes especiales presentan excepciones. En concreto, no se aplicarán a los trabajadores con contrato de duración determinada o temporal, ni a aquellos contratados a tiempo parcial para prestar servicios en trabajos fijos discontinuos.

¿Cuáles son las jornadas especiales de trabajo?

Ampliaciones de jornada

Las ampliaciones de la jornada se aplican en función de la naturaleza de las diferentes actividades económicas, de la siguiente manera.

Empleados de fincas urbanas, guardas y vigilantes no ferroviarios

La jornada de los empleados de fincas urbanas está delimitada por las horas de apertura y cierre de portales. Los trabajadores deben disfrutar de uno o varios períodos de descanso durante su jornada y el descanso entre jornadas debe ser de al menos 10 horas consecutivas.

La duración total del trabajo no debe superar las 40 horas semanales de trabajo efectivo en promedio anual.

Los guardas o vigilantes no ferroviarios que no requieren vigilancia constante y tengan asignada una zona limitada con lugar de descanso, podrán trabajar hasta 12 horas diarias. El régimen de descansos es igual al de los empleados de fincas urbanas.

Trabajo en el campo

Cuando circunstancias estacionales exigen intensificar o concentrar el trabajo en fechas específicas, se permite una ampliación hasta un máximo de 20 horas semanales, con un límite diario de 12 horas de trabajo efectivo.

El descanso entre jornadas debe tener un mínimo de 10 horas consecutivas, y la diferencia de 2 horas hasta las 12 horas.

Comercio y hostelería

Para las actividades de temporada, puede acordarse la acumulación del medio día de descanso en períodos más amplios, no excediendo en ningún caso los cuatro meses. También es posible acordar la reducción a 10 horas del descanso entre jornadas. Esta reducción puede ser compensada de forma acumulada.

Transportes y trabajo en el mar

El artículo 8 del Real Decreto 1561/1995, de 21 de septiembre establece lo siguiente:

  • Transportes por carretera. Se especifica la duración máxima de 48 horas semanales, con posibilidad de ampliación a 60 horas, sujeta a condiciones específicas.
  • Transporte ferroviario. El artículo contempla excepciones al límite de nueve horas ordinarias de trabajo efectivo en situaciones específicas. Además, se establece la posibilidad de reducir el descanso entre jornadas para conductores y personal a bordo, fuera de su residencia, a ocho horas y seis horas, respectivamente.
  • Transporte y trabajos aéreos. El tiempo máximo de trabajo anual del personal de vuelo se fija en 2.000 horas, con un límite de 900 horas para el tiempo de vuelo. Se establece que los días libres, que deben ser notificados previamente, no se contarán como tiempo de trabajo y se garantiza un mínimo de 96 días libres al año, con al menos siete días libres cada mes.
  • Trabajo en el mar. Se limita la jornada diaria a 12 horas, incluidas las extraordinarias, con excepciones como situaciones de fuerza mayor o necesidades inmediatas del buque. La jornada no puede superar las 14 horas por cada 24, y 72 por cada siete días. Se garantiza un descanso semanal de día y medio, acumulable en casos específicos.

Trabajos en determinadas condiciones específicas

  • En empresas con trabajo por turnos, se permite acumular medio día del descanso semanal por hasta cuatro semanas o separarlo para su disfrute en otro día.
  • Trabajadores que inician o finalizan labores de otros podrán extender su jornada si no es posible turnarse.
  • En actividades aisladas o lejanas, se puede adaptar el Estatuto de los Trabajadores mediante convenio colectivo o acuerdo.
  • Actividades de servicios con jornadas fraccionadas, que se extienden de manera discontinua, pueden establecer un descanso mínimo entre jornadas de hasta 9 horas.

Limitaciones de jornada

Así como la ley establece condiciones específicas en las que pueden producirse las ampliaciones de jornada, también hay limitaciones en algunos casos. Son las siguientes:

En ambientes de riesgo

Las limitaciones se aplican de manera específica a los puestos, lugares o secciones de trabajo donde se identifica el riesgo. Estas restricciones perduran únicamente mientras subsistan las condiciones que las motivaron.

Trabajadores del campo

Cuando las faenas se realicen con los pies en agua o fango, o involucren cava abierta en terrenos no previamente elevados, se establece una jornada diaria máxima de 6 horas y 36 horas semanales de trabajo efectivo.

Trabajadores en el interior de las minas

En los trabajos subterráneos, la jornada laboral se limita a 35 horas semanales. Para jornadas continuadas superiores a seis horas, se establece un descanso de al menos 15 minutos.

Todos los trabajadores tienen derecho a un descanso semanal de día y medio, acumulable por hasta 14 días. El régimen es más estricto para los menores de 18 años.

Trabajos de construcción y obras públicas

Cuando se realicen trabajos subterráneos con condiciones similares a las descritas en el apartado anterior, se aplicarán las mismas jornadas máximas establecidas para el trabajo en el interior de las minas.

Trabajo en cámaras frigoríficas y de congelación

Se establece en función de la temperatura, de este modo:

  • De 0 a -5 °C. Jornada normal. Descanso de recuperación de 10 minutos cada 3 horas de trabajo.
  • De más de -5 a -18 °C. Permanencia máxima de 6 horas. Descanso de recuperación de 15 minutos por cada hora de trabajo.
  • De -18 °C o menos. Permanencia máxima de 6 horas. Descanso de recuperación de 15 minutos por cada 45 minutos de trabajo.

Trabajo nocturno

No superarán una jornada de 8 horas diarias de trabajo efectivo de promedio en un período de referencia de 4 meses o 4 semanas, según los casos. En caso de realización de horas extraordinarias, se deberá reducir la jornada en los días siguientes.

Si el trabajo se realiza en condiciones de riesgo o tensión relevante, la jornada máxima será de ocho horas en un período de 24 horas. Se prohíbe el trabajo nocturno para menores de 18 años en la marina mercante y la pesca, entre las 10 pm y las 7 am.

¿Buscas abogado especialista en derecho laboral?

Te ayudamos a encontrar abogado laboralista de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado laboralista

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Consultar abogado