Intereses abusivos

Los intereses abusivos son aquellos intereses que se establecen de forma excesiva en un préstamo. Se trata de un concepto que se encuentra estrechamente ligado con el término de usura. Así, un interés usurario es el que se fija a un préstamo y es notablemente superior al interés normal del dinero y desproporcionado.

En los contratos de préstamo sin garantía real concertados con consumidores, es abusiva la cláusula no negociada que fija un interés de demora que suponga un incremento de más de dos puntos porcentuales respecto del interés remuneratorio pactado.

Tribunal Supremo, sentencia del 22 de abril de 2015

Los intereses abusivos a los que nos estamos refiriendo son intereses remuneratorios (importe que se paga como contraprestación por el dinero recibido en préstamo), pero además existen los intereses de demora (indemnización por el retraso en el pago de la deuda) que también pueden ser abusivos y se van sumando a la deuda contraída.

Consecuencias de los intereses abusivos de un préstamo

Por lo tanto, es importante saber que en el caso de encontrarse ante préstamos que contienen intereses abusivos, existe el derecho a reclamar el dinero que se haya abonado de más por intereses a la entidad que proporcionó dicho préstamo.

Tanto el Tribunal Supremo como la ley sancionará el carácter abusivo de los intereses de un préstamo con la anulación del contrato.

La concesión irresponsable de préstamos al consumo a tipos de interés muy superiores a los normales facilita el sobreendeudamiento de los consumidores y trae como consecuencia que quienes cumplen regularmente sus obligaciones tengan que cargar con las consecuencias del elevado nivel de impagos.

Tribunal Supremo, sentencia del 22 de septiembre de 2015

El Tribunal Supremo ya ha declarado nulos en varias de sus sentencias contratos y préstamos por usura, así como por los intereses con carácter abusivo. Un caso habitual de estos intereses excesivos se da en las tarjetas o créditos revolving, pudiendo alcanzar estos intereses hasta el 25%.