Informe de biomecánica

Un informe de biomecánica es un reporte que se realiza basado en un estudio de las velocidades y la posible transmisión de energías entre vehículos que han colisionado.

El estudio se realiza mediante pruebas de impacto hechas a una velocidad controlada, y determina los efectos que ha podido tener la fuerza aplicada sobre los tejidos o estructuras biológicas de las personas involucradas en el choque.

Informe de biomecánica

El informe de biomecánica es una forma de analizar las circunstancias que motivaron una colisión entre dos vehículos

Un estudio de biomecánica debe poder determinar la magnitud, dirección y duración del golpe que pueda haber recibido una persona en una colisión. Por lo tanto, estos informes son requeridos por las compañías de seguros, para validar si las lesiones que una persona presente en una solicitud de indemnización por un accidente, realmente son producto del choque o accidente automovilístico en cuestión.

La Ley 35/2015, del 22 de septiembre (ley de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación), regula la forma en que deben calificarse las lesiones derivadas de un accidente entre vehículos, y los derechos que una persona tiene al sufrir alguna de estas lesiones.

¿Buscas abogado especialista en accidentes de tráfico?

Te ayudamos a encontrar abogado experto en indemnizaciones por accidentes de tráfico de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado de accidentes

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Buscar abogado

Validez de un informe de biomecánica

Ha sido cuestionada la validez de los informes de biomecánica para poder valorar objetivamente la relación causa-efecto de un accidente vehicular con una lesión determinada en una persona. Entre otras cosas, porque se considera que no existen lesiones únicas, idénticas y preestablecidas, sino lesionados. Es decir, cada cuerpo es diferente y cada persona puede resultar lesionada de manera diversa en un mismo tipo de accidente.

Se cuestiona entonces que los informes de biomecánica se focalizan solamente en analizar la intensidad de la colisión, se basan en estadísticas y probabilidades, y no toman en cuenta las condiciones y características de la persona lesionada: peso, estatura, edad, la postura en la que se encontraba en el momento del choque, entre otras.

Las compañías aseguradoras utilizan los informes de biomecánica en los análisis de los siniestros automovilísticos. Realmente en una gran cantidad de casos se desestiman las reclamaciones alegando que la lesión por la que se esté reclamando una indemnización no ha sido producto de la colisión, porque el vehículo no iba a alta velocidad, y por tanto la intensidad del choque no se considera tan fuerte como para haber provocado la lesión.

Esto suele ocurrir en lo que las aseguradoras denominan accidentes de “baja intensidad”. Utilizan como argumento que los vehículos involucrados presentan pocos daños materiales. Es importante señalar que existen diferencias también en los materiales con los que se fabrican los vehículos y que algunos son más resistentes que otros. Y que igualmente cada persona es diferente y no hay lesiones únicas e idénticas.

Se ha observado con frecuencia que las aseguradoras utilizan el informe de biomecánica para desestimar reclamos por latigazo cervical. Alegando que la fuerza que el accidente ha aplicado en la zona cervical del lesionado no ha sido lo suficiente para que el cuello se mueva bruscamente hacia atrás y hacia adelante, lo que produciría el “latigazo”.

¿Cómo trabajan las aseguradoras con el informe de biomecánica?

En la práctica las aseguradoras, basándose en el baremo existente para catalogar los accidentes y las lesiones, llevarán los vehículos involucrados en el choque a que se valoren los daños materiales.

Si los daños materiales de los vehículos se valoran en 400 euros o menos, el accidente se clasificará como de “baja intensidad”. Ya al ponerle esa etiqueta al accidente, si hay algún lesionado que reclame indemnización por lesión cervical, este recibirá de la compañía aseguradora una carta explicativa en la que su pretensión será desestimada.

Cuando una compañía aseguradora determina que no procede una reclamación de indemnización por lesión en un accidente automovilístico, el afectado deberá entonces acudir a un perito médico o a un despacho de abogados que preste este servicio, para prepararse para reclamar la indemnización por lesión a través de la vía judicial. Esto llevará tiempo y requerirá gastos para el lesionado, quien deberá aportar todas las pruebas que se le soliciten.

Pero en las instancias judiciales los informes de biomecánica básicos, que son con los que suelen trabajar las aseguradoras, tienen escasa validez probatoria. Se considera, como hemos mencionado, que se centran solo en un aspecto del análisis. La intensidad del choque no puede ser considerada de forma aislada.

En un caso de reclamación de indemnización por lesiones, producto de un accidente entre vehículos ante tribunales, hay más espacio para la presentación de pruebas de manera amplia, incluyendo exámenes e informes médicos, así como todo tipo de peritajes.

Elementos del informe de biomecánica

Para que un informe de biomecánica tenga validez judicial, debe tratarse de un informe completo que incluya la siguiente información sobre los vehículos:

  • La diferencia de masa entre los vehículos implicados en la colisión.
  • El vector de dirección en que el vehículo fue golpeado.
  • La diferencia de velocidad entre ambos coches.
  • Los coeficientes de rigidez de los vehículos.

Y sobre los ocupantes de los vehículos, el informe de biomecánica debe contemplar:

  • Edad, sexo, estatura, peso, complexión y masa muscular de las personas involucradas en el choque.
  • Observaciones sobre el grado de imprevisibilidad del choque, lo que tiene relación con el estado de preparación que pudieran mostrar los ocupantes de los autos en el momento de la colisión.
  • Condiciones médicas de los lesionados antes del choque, para determinar si tenían alguna condición de salud pre-existente al accidente, incluyendo algún proceso de cambio degenerativo previo al siniestro.
  • Posición de la cabeza y el cuerpo de los ocupantes de los vehículos en el momento del impacto, así como la posición relativa de las articulaciones del cuerpo de los implicados en el choque.
  • Tipo de asientos y reposacabezas de los vehículos.

Conclusiones

Un informe de biomecánica completo y exhaustivo que sí tendrá valor probatorio ante los tribunales, debe ser elaborado por un perito ingeniero experto en la materia.

Pueden requerirse informes de biomecánica en diversos tipos de colisiones tales como: colisiones por alcance, en los que un coche golpea a otro por su parte trasera, colisiones laterales, que suelen darse en cruces, y colisiones frontales a baja velocidad. Todos esos tipos de choque, aunque no se den a altas velocidades, podrían ocasionar lesiones en los ocupantes de los vehículos.

¿Buscas abogado especialista en accidentes de tráfico?

Te ayudamos a encontrar abogado experto en indemnizaciones por accidentes de tráfico de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado de accidentes

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Buscar abogado

Más información