Indemnización por despido

Una indemnización por despido corresponde con la cantidad de dinero que debe pagar un empresario a un trabajador como compensación tras la decisión de extinguir su contrato de trabajo en función de varios factores (como el tipo de despido, tipo de contrato, salario y antigüedad del trabajador).

Indemnización por despido

En ocasiones el empresario tendrá que pagar una indemnización por despido al trabajador tras la extinción de su contrato laboral, dependiendo de las circunstancias del caso.

¿Cómo se calcula una indemnización por despido?

La indemnización por despido depende fundamentalmente de tres variables:

  1. El tipo de despido.
  2. El sueldo bruto anual del trabajador en la fecha del despido.
  3. La antigüedad del trabajador.

En este sentido, el cálculo general de una indemnización por despido será el resultado de multiplicar el número de días que correspondan según el tipo de despido por el salario diario y por los años trabajados.

Modalidades de indemnización por despido

Solo tendrán derecho a indemnización el despido de tipo objetivo y la modalidad de despido improcedente.

En primer lugar, el despido improcedente dará derecho a recibir una indemnización siempre que el empresario no haya optado por la readmisión del trabajador.

  • Tras la reforma del Real Decreto-Ley 3/2012, de 10 de febrero, la indemnización por despido improcedente a la que puede optar por pagar el empresario corresponderá con 33 días por año trabajado hasta un máximo de 24 mensualidades.
  • Si el contrato laboral se celebró con anterioridad a la fecha de esa reforma, la indemnización corresponderá con 45 días por año de servicio en la empresa limitado a 42 mensualidades en el primer tramo de contrato hasta febrero de 2012. En el segundo tramo, a partir de esa fecha, corresponden 33 días por año trabajado. Finalmente, se tienen que sumar los dos resultados para obtener el total de la indemnización.

Por otro lado, el despido por causas objetivas (incluyendo también el despido colectivo) dará derecho a una indemnización correspondiente a 20 días por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades y que el empresario tendrá que pagar en el mismo momento del despido.