Incapacidad permanente parcial

La incapacidad permanente parcial consiste en que un trabajador, tras sufrir una enfermedad profesional o común o bien un accidente laboral o no laboral, queda inhabilitado con una disminución de su rendimiento laboral no inferior al 33%.

Incapacidad permanente parcial

La Incapacidad Permanente Parcial inhabilita al trabajador con una disminución del rendimiento laboral no inferior al 33%.

¿Buscas abogado especialista en incapacidades laborales?

Te ayudamos a encontrar abogado laboralista de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado laboralista

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Buscar abogado

En primer lugar, hay que decir que la incapacidad permanente se divide en cuatro grados:

  1. Incapacidad permanente parcial
  2. Incapacidad permanente total
  3. Incapacidad permanente absoluta
  4. Gran invalidez.

Por lo tanto, la incapacidad permanente parcial es el grado menor de la incapacidad de modo permanente.

Este tipo de incapacidad permanente no imposibilita por completo al trabajador para las tareas habituales de su profesión habitual, pudiendo continuar con su puesto de trabajo a pesar de contar con esta incapacidad.

Además, con el reconocimiento de esta incapacidad surge el derecho a recibir una indemnización.

Requisitos para adquirir la incapacidad permanente parcial

El Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) declarará la situación de incapacidad permanente parcial siempre que se cumplan los siguientes requisitos generales en la fecha del hecho causante de la incapacidad:

  1. Estar en situación de alta o asimilada al alta.
  2. No tener la edad de jubilación prevista legalmente.
  3. Un periodo mínimo de cotización de 1.800 días en los últimos 10 años (solo se exige en el supuesto de que la incapacidad se produzca por enfermedad común).

Así, en el caso de que la incapacidad derive de una enfermedad profesional o de un accidente (sea o no laboral), no se exigirá ningún periodo mínimo de cotización.

Por otro lado, si el trabajador fuera menor de 21 años, tendrá que cumplir además los siguientes requisitos:

  • Acreditar como periodo de carencia la mitad de los días transcurridos desde que cumplió los 16.
  • Justificar la iniciación del proceso de incapacidad temporal del que derive la incapacidad permanente.

La Incapacidad Permanente en grado de Parcial (o IPP) la concede en INSS y es aquella en que, tras sufrir un periodo de Incapacidad Temporal (o incluso, sin haber estado en esta situación) el trabajador/a puede acreditar la disminución de su capacidad laboral en un porcentaje no inferior al 33%, y todo ello derivado de las secuelas de una enfermedad o accidente, sea o no derivado de contingencia profesional.

El reconocimiento de la Incapacidad Permanente en ese grado, da derecho a la persona que lo haya obtenido al cobro de una indemnización a tanto alzado (a cobrar en una sola vez) calculada sobre la base de cotización del mes anterior al hecho causante o Incapacidad temporal de la que deriva o, si no hubo proceso previo de baja médica, el cálculo tendrá como base reguladora la Base de Cotización del mes anterior al de la solicitud de la prestación.

Importante: cuando se ha accedido a la prestación en ese grado y, posteriormente se pide una revisión por Agravamiento (art. 200 de la Ley General de Seguridad Social) y se concediese ese grado más, sólo se pedirá la devolución de la cantidad recibida por ese concepto de IPP si han transcurrido menos de 3 años desde la concesión y hasta el reconocimiento del nuevo grado.

Laura Zamora García, abogada especialista y fundadora de Incapacidad Madrid

¿Quién declara la incapacidad permanente parcial?

Si se cumplen con todos los requisitos anteriores, las Direcciones provinciales del INSS declararán la situación de incapacidad permanente a través de los equipos de evaluación (EVI).

Cuantía de la prestación por incapacidad permanente parcial

La persona que posea esta incapacidad laboral tendrá derecho a recibir una prestación de 24 mensualidades de la base reguladora abonadas en único pago.

Esta indemnización es totalmente compatible, tanto con el trabajo habitual como con cualquier otra actividad laboral, y está sujeta a retención en el IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) por lo que es obligatorio declarar las cantidad percibidas.

¿Quién paga la pensión por incapacidad permanente parcial?

El encargado de abonar esta pensión va a depender de la causa de la incapacidad:

  • En el caso de enfermedad común o accidente no laboral, tendrá que pagar la pensión el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS).
  • Sin embargo, cuando se trata de un accidente laboral o una enfermedad profesional, debe abonarla la Mutua de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales.

¿Buscas abogado especialista en incapacidades laborales?

Te ayudamos a encontrar abogado laboralista de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado laboralista

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Buscar abogado