Incapacidad permanente absoluta

La incapacidad permanente absoluta es un grado de incapacidad que no permite realizar ninguna tarea con el mínimo rendimiento, eficacia y profesionalidad. También se conoce como “invalidez absoluta” o IPA.

Incapacidad Permanente Absoluta

La Incapacidad Permanente Absoluta inhabilita al trabajador para desempeñar cualquier profesión u oficio con un mínimo de profesionalidad, eficacia y rendimiento.

Se trata de uno de los cuatro grados de incapacidad permanente y está regulada por la Ley General de la Seguridad Social. Compensa al trabajador por un daño por accidente o enfermedad, que en el futuro le impedirá obtener recursos económicos.

Conlleva el cobro de una prestación equivalente al 100% de la base reguladora. Sin embargo, se debe proceder al cálculo, ya que en algunos casos es necesario un período mínimo de cotizaciones.

¿Buscas abogado especialista en incapacidades laborales?

Te ayudamos a encontrar abogado laboralista de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado laboralista

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Buscar abogado

Conceptos básicos sobre incapacidad permanente absoluta

Es el grado de incapacidad que se reconoce a un trabajador, por el cual no puede realizar ningún trabajo con un mínimo de rendimiento, eficacia y profesionalidad.

Es decir, que no significa que en el futuro no pueda realizar ninguna actividad remunerada, sino que no puede ser contratado para ningún empleo.

  • Reconocimiento: la competencia para reconocer la incapacidad es la Seguridad Social. Sin embargo, se puede recurrir a la vía judicial.
  • Prestación: el trabajador declarado con invalidez absoluta recibe una pensión. El pago de la misma está a cargo de la Seguridad Social si deriva de un accidente o enfermedad no laborales. En cambio, si la patología deriva de accidente laboral o enfermedad profesional, queda a cargo de la mutua de trabajo.
  • Requisitos: para tener derecho al cobro de esta pensión, el trabajador debe estar dado de alta en la Seguridad Social o en una situación asimilable, no haber cumplido la edad de jubilación ordinaria y haber cotizado un mínimo de años, aunque hay excepciones.
  • Cuantía: equivale al 100% de la base reguladora. Esta se calcula en base a diferentes factores. Las mujeres deben agregar el complemento de maternidad. También en algunos casos se suma el reconocimiento de discapacidad, equivalente al 33% de la pensión.

Requisitos para obtener la declaración de incapacidad permanente absoluta

No existe una lista de enfermedades o accidentes que causen incapacidad permanente absoluta, aunque sí hay enfermedades reconocidas que pueden dar origen a una incapacidad laboral.

La incapacidad permanente absoluta no se define por la enfermedad o accidente en sí mismos, sino por cómo han afectado o limitado la capacidad de un trabajador.

Básicamente hay tres requisitos que analizaremos a continuación.

1. Estar dado de alta en la Seguridad Social o situación asimilable

  • Alta. Implica estar trabajando y cotizando.
  • Situaciones asimiladas al alta. Las situaciones asimilables al alta son baja médica, cobro del seguro de desempleo, excedencia forzosa, jubilación anticipada, demandante de empleo en forma continuada, permisos de maternidad o paternidad, ser víctima de violencia de género, entre otras.
  • Excepciones. Se puede reclamar la pensión por incapacidad permanente absoluta, en caso de no estar de alta ni en ninguna situación asimilable, si se ha cotizado durante 15 años, de los cuales 3 están dentro de los últimos 10 años.

2. No haber cumplido la edad de jubilación

Después de obtener la jubilación no se podrá reclamar la pensión por incapacidad permanente absoluta.

Excepciones: que la enfermedad profesional incapacitante se detecte después de haberse jubilado, o que el trabajador haya accedido a la jubilación anticipada a los 61 años, y no haya cumplido los 65 años que es la edad ordinaria para jubilarse.

3. Haber cotizado un mínimo de años

La exigencia de un mínimo de años cotizados depende de la edad del trabajador al momento de solicitar la pensión por incapacidad permanente absoluta.

Para esto se consideran dos grandes grupos de trabajadores: hasta 31 años de edad, y más de 31 años de edad.

Menores de 31 años:

Deben haber cotizado como mínimo una tercera parte del tiempo transcurrido entre los 16 años y la edad al momento de solicitar la pensión.

Por ejemplo, una persona de 28 años necesita haber cotizado como mínimo 4 años: 28 - 16 = 12 años, dividido entre 3 = 4 años.

Mayores de 31 años:

Se exige la cuarta parte de los años transcurridos entre los 20 años y la edad en que se solicita la pensión, aunque como mínimo deben ser 5 años.

Excepción: que la incapacidad se deba a una enfermedad profesional o accidente de trabajo. En este caso no se exige un mínimo de años de cotización.

Cálculo de la base reguladora para la incapacidad permanente absoluta

Como estamos viendo, la pensión por incapacidad permanente absoluta equivale al 100% de la base reguladora.

La base reguladora depende de varios factores, por ejemplo, si se trata o no de una enfermedad profesional o accidente laboral, edad, bases de cotización, inculpación a la empresa por el accidente o enfermedad entre otros.

Se pueden presentar los siguientes casos:

  • Trabajadores de 52 a 64 años, con incapacidad causada por una enfermedad común. Se toma el total de bases de cotización de los últimos 96 meses dividido por 112. Los últimos 72 meses se deben actualizar según el Índice de Precios al Consumidor, y los primeros 24 se toman a valor nominal. A este resultado se le aplica el porcentaje según la normativa de jubilación, con un mínimo del 50%.
  • Solicitud de pensión por accidente no laboral en situación de alta o asimilada. Se selecciona un período de 24 meses seguidos de cotización entre los 7 últimos años inmediatos al pedido de pensión y se divide por 28.
  • Accidente laboral en situación de no alta ante la Seguridad Social. Similar al primer caso, sin el adicional por años cotizados, es decir, las bases de los últimos 96 meses dividido 112, con las actualizaciones mencionadas.
  • Accidente de trabajo o enfermedad profesional. Salario del último año más todas las extras, complementos y beneficios.

Variaciones sobre la base reguladora

Si se cumplen los requisitos de cotización, la pensión equivale al 100% de la base reguladora. Sin embargo, este monto puede verse disminuido o aumentado.

  1. Disminuciones. Trabajadores de más de 65 años, sin derecho a jubilación, reciben el 50% de la base reguladora.
  2. Aumentos. Son incrementos en forma de indemnización. Cuando el accidente o enfermedad son responsabilidad de la empresa, es preciso añadir un 30 a 50% a cargo de la empresa.
  3. Compensación por maternidad. Destinada a madres de dos o más hijos por reconocimiento de incapacidad a partir del 1 de enero de 2016. Equivale a:
    • 5% por dos hijos
    • 10% por tres hijos
    • 15% por cuatro o más hijos
  4. Cuantías mínimas garantizadas. Más allá de los cálculos, el trabajador tiene garantizada una cuantía mínima mensual, según tenga cónyuge a cargo o no, o se trate de una unidad familiar unipersonal.

¿Buscas abogado especialista en incapacidades laborales?

Te ayudamos a encontrar abogado laboralista de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado laboralista

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Buscar abogado