In dubio pro operario

In dubio pro operario es un principio jurídico empleado en la rama del Derecho Laboral, que significa “en caso de duda, a favor del trabajador”.

¿Qué significa in dubio pro operario?

A tenor del Diccionario Panhispánico del Español Jurídico, in dubio pro operario se define como principio general del derecho de naturaleza exegética derivado del carácter tuitivo del derecho laboral. Ordena interpretar la ley en beneficio del trabajador en los casos de duda o conflicto normativo.

¿Dónde se regula el principio de in dubio pro operario?

El principio jurídico de in dubio pro operario se recoge en el Estatuto de los Trabajadores, Título I (De la relación individual de trabajo), Capítulo I (Disposiciones generales), Sección 1ª (Ámbito y fuentes), artículo 3.3:

3. Los conflictos originados entre los preceptos de dos o más normas laborales, tanto estatales como pactadas, que deberán respetar en todo caso los mínimos de derecho necesario, se resolverán mediante la aplicación de lo más favorable para el trabajador apreciado en su conjunto, y en cómputo anual, respecto de los conceptos cuantificables.

Artículo 3.3 del Estatuto de los Trabajadores

¿A qué otros principios se asemeja la máxima de in dubio pro operario?

In dubio pro operario encierra un significado parecido al de los principios de in dubio pro reo, in dubio pro administrado y favor debitoris. También tiene cierta semejanza con el principio de equidad, pero éste último tiene una limitación que no se aplica de cara al principio de in dubio pro operario.

¿Qué causas justifican la aplicación del principio de in dubio pro operario?

La explicación legal de por qué se debe respetar el principio de “en caso de duda a favor del trabajador”, se encuentra en lo que se consagra en el siguiente precepto del Código Civil:

1. Las normas se interpretarán según el sentido propio de sus palabras, en relación con el contexto, los antecedentes históricos y legislativos, y la realidad social del tiempo en que han de ser aplicadas, atendiendo fundamentalmente al espíritu y finalidad de aquellas.

Artículo 3.1 del Código Civil