Hipoteca multidivisa

Una hipoteca multidivisa es un préstamo hipotecario que permite pagar las cuotas de la hipoteca en una divisa diferente a la del país donde se registra. Por lo tanto, supone pagar la hipoteca en una moneda extranjera (habitualmente en yenes o francos suizos) en lugar de en euros.

Hipoteca multidivisa

Una hipoteca multidivisa es un préstamo hipotecario que se paga en una moneda diferente a la del país donde se registra

Una hipoteca multidivisa consiste en pagar el crédito hipotecario en una moneda diferente al Euro.En las hipotecas multidivisa se utiliza el tipo de interés LIBOR, en vez del tipo de interés europeo (EURIBOR). Este cambio de índice de referencia afecta de forma notable al coste total del préstamo, así como a las cuotas del préstamo hipotecario.

Con este tipo de hipotecas se asume un mayor riesgo, ya que el préstamo puede encarecerse o abaratarse enormemente en función de cómo fluctúe la divisa en la cual se ha contratado la hipoteca. Por esta razón, las hipotecas multidivisa son solo recomendables para inversores profesionales y personas con amplios conocimientos financieros.

Hay que tener en cuenta que frente al aparente beneficio que obtenía el cliente por la aplicación de un tipo de interés más bajo que el Euribor, las oscilaciones del tipo de cambio de divisa que afectan a estos prestamos podían sumir al cliente en la ruina total y absoluta.

Iván Metola, socio fundador de Indemniza.me

Las entidades bancarias ofrecían estas hipotecas (sobre todo entre los años 2006 y 2008) sin explicar con suficiente claridad en qué consistían realmente ni asegurarse de que eran adecuadas para el perfil de riesgo y conocimientos de los contratantes.

Esto ha supuesto que para muchos hipotecados que contrataron este tipo de préstamo de alto riesgo la revalorización de algunas divisas ha provocado que tuvieran que hacer frente a pagos mucho más altos de lo que hubieran tenido que asumir con una hipoteca en euros.

La poca información ofrecida por los bancos y la presencia de algunas cláusulas abusivas ha provocado que este tipo de hipotecas puedan ser legalmente reclamadas.

En este caso el problema viene porque los bancos establecen un tope para limitar los mínimos, y eso quedó demostrado que era jugar con ventaja y por tanto que era nulo.

Cualquier persona que haya contratado este tipo de préstamo puede reclamar y no existen plazos. La jurisprudencia en relación a las hipotecas multidivisa está consolidada, dando la razón a los clientes.

José Manuel Sierra, socio director de Sierra Abogados & Inversiones

¿Cómo se puede reclamar una hipoteca multidivisa?

La Sentencia del Tribunal Supremo de 15 de Noviembre de 2017, estableció la falta de transparencia acerca de los riesgos de la hipoteca multidivisa de las entidades bancarias.

Actualmente, se considera que son consumidores afectados por la hipoteca multidivisa todos aquellos que no posean un perfil cualificado o no hayan sido informados debidamente.

Por lo tanto, si un banco no proporcionó la suficiente información (no actuó de buena fe) sobre la forma y el contenido de esta hipoteca, el consumidor tiene derecho a reclamar judicialmente la nulidad parcial del préstamo y las cantidades pagadas de más.

Ante una reclamación judicial de este tipo, será el banco el encargado de demostrar la falta o no de transparencia.

Por último, es importante indicar que el Tribunal Supremo no establece fecha de caducidad para estas reclamaciones, sino que se puede reclamar cualquier hipoteca multidivisa independientemente de la fecha.

¿Buscas un abogado especialista en reclamar hipotecas multidivisa?

Te ayudamos a encontrar abogado con experiencia en reclamaciones bancarias en tu ciudad, gratis y sin compromiso. Contamos con una amplia red de abogados colaboradores por toda España y en cualquier materia.

Tus datos serán cedidos únicamente a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ayudarte. [Más información]

Recopilamos los datos para gestionar tu petición. Si aceptas, cederemos tus datos a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ofrecer la mejor respuesta a tu solicitud. La base legal para ello será tu consentimiento. No cederemos tus datos en ningún otro caso, salvo obligación legal.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y oposición, entre otros, mediante correo postal o electrónico según indican nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.