Estafa propia

La estafa propia se define como el acto de engañar a otra persona con el propósito de obtener un beneficio ilegítimo, provocando un perjuicio económico a la víctima.
Ideas clave
  • En Guatemala, la estafa propia se encuentra regulada en el Código Penal, que establece sanciones proporcionales al monto defraudado y describe los elementos constitutivos del delito.
  • La estafa propia es un delito caracterizado por el engaño premeditado con el objetivo de obtener un beneficio económico ilegítimo y provocando en la víctima un perjuicio financiero.
  • Las sanciones penales por estafa propia pueden incluir penas de prisión, multas y la obligación de resarcir a la víctima.
  • Existen diferentes tipos de estafa en Guatemala, como la estafa mediante destrucción de la cosa propia, estafa mediante lesión, entre otros, cada uno con sus propias características y sanciones.
  • Las víctimas de estafa deben presentar una denuncia ante las autoridades competentes para iniciar un proceso legal.

¿Qué es la estafa propia?

La estafa propia es un delito que se caracteriza por el engaño premeditado a una persona o entidad, con el fin de obtener un beneficio económico ilegítimo, causando un perjuicio financiero a la víctima. Este tipo de estafa se basa en la manipulación y el abuso de la confianza depositada por la víctima en el estafador.

¿Dónde se regula la estafa propia en Guatemala?

En Guatemala, la estafa propia se regula principalmente en el Código Penal, específicamente en los artículos que abordan los delitos contra el patrimonio, tales como el fraude y el engaño. La legislación establece las sanciones y describe los elementos constitutivos del delito, enfatizando el engaño y el perjuicio económico como pilares centrales de la acción delictiva.

Comete estafa quien, induciendo a error a otro, mediante ardid o engaño lo defraudare en su patrimonio en perjuicio propio o ajeno. El responsable de este delito será sancionado con prisión de seis meses a cuatro años y multa de doscientos a diez mil quetzales.

Artículo 263 del Código Penal de Guatemala

Elementos constitutivos de la estafa propia

Para que un acto sea considerado como estafa propia, deben concurrir varios elementos:

  • Engaño: debe haber una acción deliberada de engañar a la víctima, mediante la presentación de hechos falsos o la omisión de información verdadera.
  • Propósito de lucro: el objetivo del estafador es obtener un beneficio económico ilegítimo.
  • Perjuicio económico: la víctima debe sufrir una pérdida económica como resultado directo del engaño.
  • Relación de confianza: generalmente, existe una relación previa de confianza entre el estafador y la víctima que es explotada para cometer el delito.

Tipos de estafa en el Código Penal de Guatemala

El Código Penal de Guatemala establece una diversidad de tipos de estafa y sanciones que varían según el monto defraudado:

Estafa mediante destrucción de la cosa propia

El artículo 265 del Código Penal de Guatemala establece que aquel que, con el fin de obtener el pago de un seguro o cualquier beneficio indebido a costa de otro, destruya, deteriore u oculte total o parcialmente un bien propio, será penalizado con prisión de uno a tres años y una multa de cien a cinco mil quetzales.

Estafa mediante lesión

El artículo 266 del Código Penal establece que aquel que, con el mismo propósito descrito en el artículo anterior, cause o haga que otro cause lesiones corporales o agrave las causadas por accidente, será castigado con las mismas penas mencionadas en el artículo anterior.

Estafa en la entrega de bienes

El artículo 267 del Código Penal establece que aquel que, mediante engaño, defraude en la calidad, cantidad o sustancia de los bienes entregados a otros, ya sea por contrato u otro título obligatorio, será penado con prisión de seis meses a cinco años y una multa de cien a cinco mil quetzales.

Estafa mediante cheque

El artículo 268 del Código Penal establece que aquel que defraude a otro entregándole un cheque sin fondos o disponiendo de ellos antes del plazo de presentación, será sancionado con prisión de seis meses a cinco años y multa de cien a cinco mil quetzales. La misma sanción se aplicará a quien endose un cheque sabiendo que el librador no cuenta con fondos suficientes.

Estafa mediante fluidos

El artículo 270 establece que quien se aproveche indebidamente de la energía eléctrica u otro fluido suministrado, o manipule los medidores destinados a marcar el consumo, será multado con diez a dos mil quetzales. Además, aquel que defraude al consumidor alterando los medidores o las indicaciones registradas, será multado con quinientos a cinco mil quetzales.

Estafa mediante informaciones contables

El artículo 271 detalla que los auditores, contadores, expertos, directores, gerentes, liquidadores o empleados de instituciones bancarias o comerciales que, con intención de defraudar, divulguen información falsa, incompleta o simulada en dictámenes públicos, informes financieros o en la preparación de balances, serán castigados con prisión de seis meses a cinco años y multa de cien a cinco mil quetzales.

Sanciones penales

La estafa propia, al ser un delito contra el patrimonio, conlleva sanciones penales que pueden incluir penas de prisión, multas y la obligación de resarcir a la víctima por los daños económicos sufridos. La severidad de las sanciones varía según el monto defraudado y las circunstancias específicas del caso.

Prevención y denuncia en Guatemala

Es crucial fomentar la prevención, informando a la población sobre las modalidades de estafa más comunes y cómo evitarlas. Ante la sospecha o certeza de haber sido víctima de una estafa propia, es importante denunciar el hecho ante las autoridades competentes, como el Ministerio Público, para iniciar el proceso legal correspondiente.

Categorías: Delitos,Derecho Penal