Deber jurídico

El deber jurídico es la obligación impuesta por el ordenamiento jurídico a una persona, de realizar o abstenerse de realizar una determinada conducta, su incumplimiento puede acarrear consecuencias legales.
Ideas clave
  • Es una obligación establecida por la ley e implica realizar o abstenerse de realizar acciones.
  • Su incumplimiento conlleva sanciones legales recogidas en la Constitución Política de la República, en el Código Civil y en el Código Penal.
  • Fundamenta la relación entre derechos y obligaciones.

¿Qué es el deber jurídico?

El deber jurídico se refiere a la obligación que tiene una persona, ya sea física o jurídica, de actuar de una determinada manera o de abstenerse de hacerlo, conforme lo establece el ordenamiento jurídico de un país. Esta obligación puede derivar de la ley, de un contrato, de un cuasicontrato, de un delito o de un cuasidelito. La esencia del deber jurídico radica en su capacidad de ser exigible y, en caso de incumplimiento, en la posibilidad de aplicar una sanción o consecuencia legal determinada por la autoridad competente.

¿Dónde se regula el deber jurídico en Guatemala?

En Guatemala, el deber jurídico se encuentra regulado principalmente en la Constitución Política de la República, en el Código Civil, en el Código Penal y en diversas leyes especiales que establecen obligaciones específicas para los ciudadanos y las entidades.

Por ejemplo, el Código Civil (Decreto Ley 106) regula las obligaciones y contratos, definiendo las bases del deber jurídico en el ámbito privado.

Desde que se perfecciona un contrato obliga a los contratantes al cumplimiento de lo convenido, siempre que estuviere dentro de las disposiciones legales relativas al negocio celebrado, y debe ejecutarse de buena fe y según la común intención de las partes.

Artículo 1519 del Código Civil de Guatemala

Mientras que el Código Penal (Decreto Número 17-73) establece las consecuencias de los incumplimientos de deberes en el ámbito público y social.

Quien, omita impedir un resultado que tiene el deber jurídico de evitar, responderá como si lo hubiere producido.

Artículo 18 del Código Penal de Guatemala

Naturaleza y características del deber jurídico

El deber jurídico se caracteriza por su coercibilidad, es decir, la capacidad de ser impuesto mediante la aplicación de la fuerza por parte del Estado, si fuera necesario. Se distingue por su origen legal, ya que emana de normas jurídicas establecidas por el Estado, las cuales son de obligatorio cumplimiento para garantizar el orden social y la convivencia pacífica.

Elementos del deber jurídico

El deber jurídico está formado por tres elementos: sujeto, objeto y vínculo jurídico. Por ejemplo, en un contrato de compraventa los elementos serían los siguientes:

  • Sujetos: el sujeto activo corresponde con el acreedor y el sujeto pasivo corresponde con el deudor (persona que tiene que cumplir el deber jurídico correspondiente).
  • El objeto o prestación de la obligación consiste en pagar la cantidad establecida en el contrato.
  • Vínculo jurídico o causa es el contrato, que es el motivo que ha generado la obligación.

Tipos de deberes jurídicos en Guatemala

Existen diversos tipos de deberes jurídicos, entre los que destacan:

  • Deberes civiles: Relacionados con las obligaciones contractuales o cuasicontractuales entre particulares.
  • Deberes administrativos: Impuestos a los ciudadanos y a las empresas en relación con la regulación administrativa.
  • Deberes penales: Vinculados a la abstención de cometer actos considerados delitos por la ley.
  • Deberes constitucionales: Derivados de la Constitución, como el deber de votar o el de pagar impuestos.

Importancia del deber jurídico

El concepto de deber jurídico es fundamental en cualquier sociedad, ya que establece las bases para el funcionamiento ordenado y justo del Estado de Derecho. Asegura que los derechos de una persona no se ejerzan en detrimento de los derechos de los demás, promoviendo así el bienestar colectivo y la justicia social.

Consecuencias del incumplimiento del deber jurídico

El incumplimiento de un deber jurídico acarrea consecuencias que pueden variar desde sanciones económicas hasta privaciones de libertad, dependiendo de la naturaleza y la gravedad del incumplimiento. El sistema legal guatemalteco prevé mecanismos de reparación y sanción para asegurar que los deberes jurídicos sean efectivamente cumplidos.

Conclusión

En conclusión, el deber jurídico es un pilar esencial del ordenamiento jurídico guatemalteco, garantizando el equilibrio entre los derechos y las obligaciones de los individuos y las instituciones, y asegurando el funcionamiento armónico y justo de la sociedad.

Categorías: Derecho Civil