Daños y perjuicios

Los daños y perjuicios se refieren a la compensación que debe pagar una parte a otra por haberle causado un daño, ya sea material, moral o ambos, a través de una acción u omisión.
Ideas clave
  • La compensación por daños y perjuicios en Guatemala busca resarcir las pérdidas o daños sufridos tanto de los daños físicos o patrimoniales (material) como los emocionales o psicológicos (moral).
  • La responsabilidad civil se basa en la obligación de reparar los daños causados. Asimismo, el Código Civil aclara que la exención de responsabilidad penal no libera de la responsabilidad civil.
  • La reclamación de daños y perjuicios requiere de un proceso legal ante los tribunales competentes y la supervisión de un abogado especializado.

¿Qué son los daños y perjuicios?

Los daños y perjuicios representan la compensación financiera que una persona (física o jurídica) debe a otra por haberle ocasionado un perjuicio. Este concepto abarca tanto los daños materiales (pérdidas económicas, deterioro de bienes, etc.) como los inmateriales o morales (dolor, sufrimiento emocional, daño a la reputación).

¿Dónde se regula los daños y perjuicios en Guatemala?

En el contexto guatemalteco, la regulación de daños y perjuicios se encuentra principalmente en el Código Civil, específicamente en los artículos relacionados con la responsabilidad civil, tanto contractual como extracontractual.

Toda persona que cause daño o perjuicio a otra, sea intencionalmente, sea por descuido o imprudencia, está obligada a repararlo, salvo que demuestre que el daño o perjuicio se produjo por culpa o negligencia inexcusable de la víctima.

Artículo 1645 del Código Civil de Guatemala

Las disposiciones legales establecen los fundamentos para la compensación de daños, incluyendo la necesidad de demostrar la existencia del daño, la culpa o negligencia y la relación causal entre el acto y el daño sufrido.

La culpa se presume, pero esta presunción admite prueba en contrario. El perjudicado sólo está obligado a probar el daño o perjuicio sufrido.

Artículo 1648 del Código Civil de Guatemala

Proceso para la reclamación de daños y perjuicios

La reclamación de daños y perjuicios implica presentar una demanda ante los tribunales competentes, lo que requiere la asistencia de un abogado especializado. El demandante debe aportar pruebas del daño sufrido, la cuantía de la indemnización solicitada y cómo el accionar del demandado causó dicho daño.

La acción para pedir la reparación de los daños o perjuicios a que se refiere este título, prescribe en un año, contado desde el día en que el daño se causó, o en que el ofendido tuvo conocimiento del daño o perjuicio, así como de quien lo produjo.

Artículo 1673 del Código Civil de Guatemala

 

Si varias personas son culpables del daño o perjuicio derivado de hecho ilícito, serán solidariamente responsables, salvo que pueda determinarse la parte de daño o perjuicio causado por cada una. El que haya pagado la totalidad de la indemnización podrá repetir contra cada uno de los otros por la parte que fije el juez, según el grado de participación de cada cual en el hecho, y si no fuere posible determinarlo, por partes iguales.

Artículo 1657 del Código Civil de Guatemala

Diferencia entre daño material y moral en Guatemala

El daño material se refiere a aquel que puede ser cuantificado económicamente, como la pérdida de ingresos o el costo de reparación de un bien.

La reparación se hará valorando la entidad del daño material, atendido el precio de la cosa y el de afección del agraviado, si constare o pudiere apreciarse.

Artículo 121 del Código Penal de Guatemala

Por otro lado, el daño moral engloba aquellos perjuicios que afectan la esfera personal o emocional del individuo, como el dolor, el sufrimiento o el daño a la reputación, cuya cuantificación monetaria resulta más compleja.

En caso de difamación, calumnia o injuria, la reparación se determinará en proporción al daño moral y a los perjuicios que se derivaron.

Artículo 1656 del Código Civil de Guatemala

Importancia de la prueba del daño

La prueba del daño es un aspecto crucial en la reclamación de daños y perjuicios. El demandante debe demostrar no solo la existencia y magnitud del daño, sino también la relación de causalidad directa entre el acto del demandado y el daño experimentado. Esto puede incluir pruebas documentales, testimonios, informes periciales, entre otros.

Relación de causalidad

La relación de causalidad debe existir y, además, debe ser probada.

De esta forma, hay situaciones en las que, a pesar de haberse producido daños y perjuicios, se rompe el nexo causal. Estos casos son:

  • Caso fortuito y fuerza mayor. Son acontecimientos que no se pueden imputar al causante, inevitables o imprevisibles. La diferencia entre ambos es que se considera caso fortuito un hecho que, de haber podido preverse, se hubiera evitado, mientras que el caso de fuerza mayor es aquél que, aunque previsible, es inevitable. Desde otro punto de vista, el caso fortuito se produce dentro de la actividad ordinaria, mientras que la fuerza mayor es un suceso extraño a la misma. Por otra parte, la prueba de estas circunstancias corresponde a quien las alega para exonerarse del pago de una indemnización.
  • Acción proveniente de un tercero. Es un hecho ilícito, ajeno, que rompe la relación de causalidad.
  • Acción o consentimiento del propio perjudicado.
  • Estado de necesidad. Los daños y perjuicios se produjeron por evitar un mal mayor, propio o ajeno.
  • Legítima defensa. Es el daño causado al defenderse de una agresión.

El que causa daño o perjuicio para preservarse a sí mismo o para proteger a un tercero de un peligro inminente, está obligado, no obstante a la reparación que fije el juez de manera equitativa y según las circunstancias; pero si la protección redunda exclusivamente en favor del tercero, éste será obligado a dicha reparación.

Artículo 1658 del Código Civil de Guatemala

Conclusión

En conclusión, los daños y perjuicios juegan un papel fundamental en el derecho guatemalteco como mecanismo para compensar a las víctimas de acciones u omisiones que resulten en perjuicios. Su correcta comprensión y aplicación aseguran la justicia y equidad en la reparación de los daños sufridos.

Categorías: Derecho Civil,General

Referencias