¿Cuáles son las diferencias entre el matrimonio y la unión de hecho?

Las diferencias entre el matrimonio y la unión de hecho en Guatemala son significativas tanto en términos legales como en los efectos que producen.

El matrimonio es una institución legal formalmente reconocida y regulada por el Código Civil, que establece requisitos específicos para su validez, como la celebración ante un funcionario competente y el cumplimiento de los requisitos formales establecidos en la ley.

Produce efectos jurídicos plenos desde el momento de su celebración en aspectos relacionados con la filiación, la patria potestad, los regímenes económicos entre los cónyuges, las obligaciones alimentarias, y derechos sucesorios, entre otros.

Por otro lado, la unión de hecho, también conocida como unión libre o concubinato, es el vínculo establecido entre dos personas que conviven y mantienen una relación de hecho similar a la matrimonial sin haber formalizado esta unión ante las autoridades competentes.

La legislación guatemalteca reconoce las uniones de hecho y les otorga ciertos efectos jurídicos, especialmente en lo que respecta a los derechos sucesorios y a las obligaciones alimentarias entre los convivientes. Sin embargo, estos efectos suelen ser más limitados en comparación con los del matrimonio, y es necesario demostrar la existencia de la unión de hecho a través de medios probatorios ante las instancias correspondientes para que se reconozcan estos derechos.

La principal diferencia radica en el nivel de formalidad y los efectos jurídicos derivados de cada uno de estos estados civiles. Mientras el matrimonio establece de manera automática una serie de derechos y obligaciones para los cónyuges, la unión de hecho requiere de una demostración de su existencia para acceder a protecciones legales similares, y aun así, el alcance de estas protecciones es generalmente más limitado.

Conceptos relacionados