Adopción

La adopción es el proceso legal por el cual un adulto se convierte en el padre legal de una persona que no es su hijo biológico, estableciendo entre ellos una relación parental permanente.
Ideas clave
  • La adopción en Guatemala, regulada por la Ley de Adopciones, se rige por un proceso legal estricto que vela por el bienestar del menor.
  • El Consejo Nacional de Adopciones es la entidad encargada de regular y facilitar los procesos de adopción.
  • Para llevar a cabo el proceso de adopción es necesario el consentimiento de los padres biológicos, salvo excepciones legales tal y como se indica en el artículo 38.
  • En Guatemala se pueden llevar a cabo tanto adopciones nacionales como internacionales. Estas últimas tienen una regulación específica que garantizan la protección del menor en el contexto global.

¿Qué es la adopción?

La adopción es un mecanismo legal y social que permite a un adulto o pareja asumir la responsabilidad parental total y permanente de un menor de edad. Esta relación, una vez constituida legalmente, es indistinguible de la relación biológica en términos de derechos y deberes.

¿Dónde se regula la adopción en Guatemala?

En Guatemala, la adopción se regula bajo la Ley de Adopciones, Decreto Número 77-2007, y sus reformas. Este marco legal establece los procedimientos y requisitos para una adopción, protegiendo siempre el interés superior del niño.

Para los efectos de la presente ley se entenderá por:

a. Adopción: Institución social de protección y de orden público tutelada por el Estado, por la cual una persona toma como hijo propio al hijo biológico de otra persona.

(...)

Artículo 2.a. de la Ley de Adopciones de Guatemala

 

El interés superior del niño, en esta ley, es el principio que persigue asegurar la protección y desarrollo del niño, en el seno de su familia biológica o en caso de no ser esto posible en otro medio familiar permanente.

Artículo 4 de la Ley de Adopciones de Guatemala

Además, el Consejo Nacional de Adopciones (CNA) es la entidad responsable de supervisar el proceso de adopción, asegurando que se cumplan todas las regulaciones y se protejan los derechos de los menores.

Además de las contenidas en el Convenio de La Haya, son funciones de la Autoridad Central, las siguientes:

a. Asegurar la protección de los niños, niñas y adolescentes en proceso de adopción;

b. Promover la adopción nacional, con prioridad en los niños institucionalizados;

c. Asignar a cada niño en proceso de adopción la familia adecuada de acuerdo a su interés superior;

d. Reunir, conservar e intercambiar información relativa a la situación del niño y de los futuros padres en la medida necesaria, para realizar el proceso de adopción;

e. Reunir y conservar la información sobre los orígenes del niño, principalmente su identidad y la de sus padres, su historial médico y el de sus padres, garantizando el acceso a la mencionada información;

f. Velar por los niños en estado de adoptabilidad que ingresen a los hogares de protección y abrigo o al programa de familias temporales del Estado, quienes previa autorización judicial a solicitud de la Autoridad Central, podrán ser ingresados a entidades de abrigo privadas que se encuentren debidamente registradas y autorizadas de conformidad con esta ley;

(...)

Artículo 23 de la Ley de Adopciones de Guatemala

Importancia de la adopción

La adopción juega un papel crucial en la sociedad al proporcionar un hogar y una familia a niños en situaciones vulnerables. Facilita el cuidado y amor que todo niño merece, al tiempo que permite a individuos y parejas cumplir su deseo de paternidad.

Proceso de adopción en Guatemala

El proceso de adopción en Guatemala requiere la intervención de diversas autoridades y la realización de varios pasos legales, como evaluaciones psicológicas, estudios socioeconómicos de los adoptantes, y la verificación del estado del menor. Este proceso está diseñado para garantizar la seguridad y el bienestar del niño.

Requisitos de la solicitud de adopción

Para iniciar el proceso de adopción, es necesario presentar una solicitud de adopción ante la Autoridad Central correspondiente. Los requisitos que deben presentar los solicitantes varían según si son nacionales o extranjeros.

Selección de la familia

Una vez declarada la adoptabilidad por el juez, la Autoridad Central tiene un plazo de diez días para seleccionar a las personas adecuadas para el niño. Se dará prioridad a la ubicación en una familia nacional, y en caso de que la adopción nacional no sea posible, se procederá con el trámite para la adopción internacional, siempre que sea en el interés superior del niño.

Periodo de socialización

Antes del período de socialización, los adoptantes deben expresar por escrito su aceptación de la asignación del niño en un plazo máximo de diez días después de la notificación correspondiente. Una vez recibida la aceptación por la Autoridad Central, se autorizará un período de convivencia y socialización entre los solicitantes y el niño, que no será inferior a cinco días hábiles, tanto en adopciones nacionales como internacionales.

Opinión del niño

Dos días después de finalizado el período de socialización, la Autoridad Central solicitará al niño, considerando su edad y madurez, que confirme por escrito su deseo de ser adoptado.

Informe de empatía

Después del proceso de socialización, el Equipo Multidisciplinario emitirá un informe de empatía en un plazo máximo de tres días, que indicará la calidad de la relación establecida entre los posibles adoptantes y el adoptado.

Garantía migratoria

En adopciones internacionales, es necesario documentar por escrito en el expediente que las autoridades centrales de ambos Estados están de acuerdo en continuar con el procedimiento de adopción.

Resolución final

Al finalizar el proceso administrativo de este capítulo, la Autoridad Central emitirá un dictamen sobre la viabilidad de la adopción en un plazo máximo de cinco días.

Requisitos de los adoptantes

Los potenciales adoptantes deben cumplir con ciertos requisitos, como ser mayores de edad, demostrar estabilidad económica y emocional, y no poseer antecedentes penales. Estos requisitos buscan asegurar que el adoptante pueda proporcionar un entorno seguro y amoroso.

Podrán adoptar el hombre y la mujer unidos en matrimonio o en unión de hecho declarada de conformidad con la legislación guatemalteca, siempre que los dos estén conformes en considerar como hijo al adoptado.

Podrán adoptar las personas solteras cuando así lo exija el interés superior del niño.

Cuando el adoptante sea el tutor del adoptado, únicamente procederá la adopción cuando hayan sido aprobadas las cuentas de la tutela y siempre que el adoptante cumpla con los requisitos de idoneidad establecidos en esta ley.

Artículo 13 de la Ley de Adopciones de Guatemala

 

Los sujetos que de conformidad con el artículo anterior soliciten adoptar a un niño, niña o adolescente deberán tener una diferencia de edad con el adoptado no menor de veinte años; poseer las calidades de ley y cualidades morales y socioculturales; así como aptitudes que permitan el desarrollo pleno del niño, niña o adolescente.

La idoneidad es la declaratoria por medio de la cual se certifica que los futuros padres adoptantes son considerados capaces e idóneos para asegurar de un modo permanente y satisfactorio el cuidado, respeto y desarrollo integral del niño. La idoneidad se establece mediante un proceso de valoración que incluye un estudio psicosocial que abarca aspectos legales, económicos, psicológicos, médicos, sociales y personales para comprobar no solo que la futura familia adoptante es idónea sino también sus motivaciones y expectativas al desear adoptar.

Artículo 14 de la Ley de Adopciones de Guatemala

Consentimiento en la adopción

El consentimiento de los padres biológicos es un requisito fundamental en la mayoría de los casos, excepto cuando se ha determinado que el menor es huérfano o ha sido abandonado. Este aspecto es crucial para proteger los derechos del niño y de su familia biológica.

Los padres biológicos del niño que voluntariamente deseen darlo en adopción, solamente después de que haya cumplido seis semanas de nacido su hijo o hija, podrán acudir ante la Autoridad Central para expresar su voluntad de darlo en adopción y someterse al proceso indicado en esta ley y su reglamento. Si después de haberse sometido al proceso de orientación, los padres continúan con la intención de dar en adopción a su hijo o hija, comparecerán ante la Autoridad Central, para continuar con el procedimiento.

Artículo 38  de la Ley de Adopciones de Guatemala

Adopciones internacionales

Guatemala también cuenta con regulaciones para las adopciones internacionales, las cuales están diseñadas para asegurar que los niños guatemaltecos sean adoptados de manera segura y ética por familias extranjeras. Estas adopciones están sujetas a convenios internacionales como el Convenio de La Haya sobre Protección de Niños y Cooperación en Materia de Adopción Internacional.

b. Adopción internacional: Aquella en la que un niño con residencia legal en Guatemala va a ser trasladado a un país de recepción.

Artículo 2.b. de la  Ley de Adopciones de Guatemala

Conclusiones

La adopción en Guatemala es un proceso complejo pero profundamente significativo, diseñado para proteger los derechos y el bienestar de los niños. A través de un marco legal riguroso y la intervención de diversas autoridades, se busca asegurar que cada adopción sea en el mejor interés del menor, proporcionándole una familia y un hogar lleno de amor y seguridad.

Categorías: Derecho Civil