Expediente de incapacidad permanente

El expediente de incapacidad permanente se refiere a todo el proceso que se sigue para determinar si a una persona se le concede el reconocimiento de una prestación por incapacidad permanente. 

La solicitud de incapacidad permanente es un trámite que puede ser iniciado tanto por la persona trabajadora como por el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). Es muy importante conocer a fondo las distintas etapas, desde el inicio del proceso hasta la resolución final que implica la concesión de la pensión.

La evaluación de incapacidad permanente realizada por el INSS es un proceso determinante. Este análisis determina si se debe conceder o denegar la incapacidad y se realiza de acuerdo con la normativa vigente. Generalmente, esta evaluación tiene lugar después de 18 meses de baja médica.

Aunque la Seguridad Social no suele llevar a cabo esta evaluación antes de este periodo, una vez transcurrido el año y medio se procede a analizar la situación del interesado y emitir una resolución correspondiente.

¿Buscas abogado especialista en incapacidades laborales?

Te ayudamos a encontrar abogado experto en Seguridad Social de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Consultar abogado

La pensión de incapacidad permanente

La pensión de incapacidad permanente de la Seguridad Social es una prestación que se otorga al trabajador en ciertas condiciones específicas.

Esta compensación se concede cuando, después de recibir el tratamiento recomendado y haber sido dado de alta médicamente, el individuo presenta reducciones anatómicas o funcionales graves, previsiblemente definitivas, que afectan significativamente su capacidad laboral.

El procedimiento para obtener la pensión de incapacidad permanente puede iniciarse de varias maneras:

  • De oficio. Por iniciativa de la entidad gestora, a petición de la Inspección de Trabajo o por solicitud del Servicio Público de Salud, con autorización previa del interesado.
  • A solicitud de entidades colaboradoras. Presentando el alta médica del trabajador, el historial clínico y el expediente previo.
  • A petición del interesado. Mediante el modelo de solicitud de incapacidad permanente y adjuntando la documentación requerida.

Etapas en el expediente de incapacidad permanente

Antes de hablar sobre el proceso, es esencial comprender que la obtención de un expediente de incapacidad permanente implica seguir un riguroso procedimiento compuesto por 7 fases distintas:

  • Fase 1: estudio inicial y requisitos.
  • Fase 2: dictamen médico.
  • Fase 3: propuesta de incapacidad laboral.
  • Fase 4: análisis de vida laboral y cotizaciones.
  • Fase 5: estudio final y propuesta de resolución.
  • Fase 6: revisión y confirmación del expediente.
  • Fase 7: firma de la resolución.

El inicio del expediente de incapacidad permanente

La primera tarea consiste en realizar una comprobación previa de requisitos, asegurándose de cumplir con los criterios necesarios para solicitar la incapacidad permanente.

Una vez completada la comprobación previa, el siguiente paso es reunir la documentación necesaria para poner en marcha el expediente. Esta recopilación incluye documentos personales, como el DNI (Documento Nacional de Identidad), e informes médicos que respalden y detallen la condición de salud, preferiblemente de origen público.

En el ámbito laboral, se debe presentar justificantes específicos. Los trabajadores por cuenta propia requieren el justificante de pago de cuotas como autónomo. En situaciones particulares, el certificado de empresa será necesario.

En caso de incapacidad permanente relacionada con enfermedades profesionales o accidentes laborales, es necesario incluir el parte de accidente de trabajo proporcionado por la empresa.

Lo que sigue es presentar la documentación acompañada de la solicitud de incapacidad permanente ante un centro de atención del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) o a través de la Sede Electrónica del INSS, utilizando una clave o certificado digital.

Equipo de Valoración de Incapacidades (EVI)

El Equipo de Valoración de Incapacidades (EVI), también conocido como Tribunal Médico, desempeña un papel decisivo en el proceso de evaluación. Cuando la mutua envía a un trabajador al tribunal médico para evaluar su incapacidad, es esencial proporcionar un expediente previo completo.

Este expediente debe contener todos los datos identificativos del trabajador y de la empresa, junto con información detallada y exhaustiva respaldada por informes médicos que sustenten la necesidad de evaluar la incapacidad. El objetivo es asegurar una evaluación precisa y fundamentada en datos concretos.

El proceso de evaluación implica un análisis exhaustivo de la evidencia médica, así como la revisión del contexto personal y el historial médico del solicitante. Los profesionales examinan minuciosamente las pruebas presentadas, centrándose en determinar el grado de incapacidad.

Posteriormente, se elabora un dictamen que incluye la propuesta correspondiente. Aunque estos dictámenes no son vinculantes, se presentan al director provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social para su consideración final. Este paso es definitivo en la determinación del estado de incapacidad y la toma de decisiones finales respecto al expediente.

Dictamen y resolución de la incapacidad permanente

La ley establece un plazo de 135 días hábiles para resolver el expediente. Si transcurrido este plazo no hay notificación expresa, se considerará denegado. Sin embargo, en la mayoría de los casos, el INSS emite una resolución (positiva o negativa) en un plazo más breve.

Después de solicitar la incapacidad y ser evaluado por el Equipo de Valoración de Incapacidades (EVI), se recibe la resolución por escrito. Esta notificación también puede ser consultada en línea.

La resolución expresa, dictada por los directores provinciales del INSS o del ISM, declara el grado de incapacidad, establece la cuantía de la prestación económica y determina el plazo para instar la revisión de la incapacidad por agravación o mejoría.

La cuantía de la incapacidad permanente varía según la contingencia de origen. En caso de no estar de acuerdo con la resolución de cambio de contingencias, se cuenta con un plazo de 30 días hábiles para interponer una Reclamación Previa. En este paso, se deben argumentar los motivos por los cuales se debería reconocer la incapacidad bajo una contingencia diferente.

En caso de una denegación de la incapacidad por parte del INSS, se debe interponer una reclamación previa. Cuando esta reclamación tampoco tiene éxito, se puede recurrir a una demanda judicial.

¿Buscas abogado especialista en incapacidades laborales?

Te ayudamos a encontrar abogado experto en Seguridad Social de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Consultar abogado

Más información