Estado civil

El estado civil es la situación estable o permanente en la que se encuentra una persona física en relación con sus circunstancias personales y con la legislación, y que va a determinar la capacidad de obrar y los efectos jurídicos que posee cada individuo.

Por lo tanto, el estado civil puede contener los siguientes aspectos relacionados con la vida de una persona: nacimiento y defunción, filiación y matrimonio, nombre y apellidos, emancipación y edad, la nacionalidad y la vecindad, patria potestad y tutela, entre otras.

Estado civil

Una persona que acaba de contraer matrimonio adquiere el estado civil de casado.

Clasificación de los estados civiles

En general, en España se incluyen los siguientes aspectos y tipos de estado civil:

  1. En relación con el matrimonio y la filiación: estado de soltero, casado, separado judicialmente, divorciado y viudo, así como hijo matrimonial, no matrimonial y adoptivo.
  2. Según la edad: mayoría de edad, minoría y minoría de edad con emancipación.
  3. Por la incapacitación judicial de la persona, que limita total o parcialmente su capacidad de obrar por una deficiencia o una enfermedad (física o psíquica).
  4. En función del sexo. En este caso incluimos también los casos de cambio de sexo y de nombre (la transexualidad) siempre que se cumplan unos requisitos .
  5. Según la nacionalidad: español, extranjero o apátrida.
  6. Por último, incluye también la vecindad, en función del territorio correspondiente.

Inscripción del estado civil

El estado civil de una persona debe ser inscrito tras su adquisición en el denominado Registro Civil. Las certificaciones o actas que se obtienen en el Registro Civil son gratuitas y necesarias como prueba de los hechos inscritos.

En España el Registro Civil se integra por los diferentes Registros Civiles Municipales que están a cargo del Juez de Primera Instancia y asistido por el Secretario.

Según la web el Ministerio de Justicia, el Registro Civil se divide en cuatro secciones:

  • Nacimientos y general.
  • Matrimonios.
  • Defunciones.
  • Tutelas y representaciones legales.

Por norma general, los nacimientos, matrimonios y defunciones deben inscribirse en el Registro del lugar en el que ocurran.