Enfermedad profesional

Jurídicamente revisado por: Josep Maria Merino Coll
La enfermedad profesional es la que se contrae a consecuencia del trabajo por cuenta ajena o propia en aquellas actividades especificadas en el cuadro aprobado por el Real Decreto 1299/2006, de 10 de noviembre, provocada por la acción de elementos o sustancias indicadas en dicho cuadro para cada enfermedad profesional.
Ideas clave
  • Cuando un trabajador desarrolla una actividad laboral que en el cuadro de enfermedades profesionales corresponde a una determinada enfermedad, se entiende siempre que esta es profesional.
  • Se trata de una presunción iuris et de iure, lo que quiere decir que no admite prueba en contrario. No será necesario probar el nexo causal entre la actividad laboral y la enfermedad.
  • El anexo 1 del cuadro contiene la clasificación de las enfermedades profesionales.
  • Las enfermedades profesionales pueden estar causadas por agentes químicos, físicos o biológicos; inhalación de sustancias y agentes; sustancias y agentes; y agentes carcinogénicos.
  • El subsidio se pagará desde el día siguiente al de la baja, y equivaldrá al 75% de la base reguladora. No se exigen cotizaciones previas.
  • Corresponde a la mutua declarar que una enfermedad es profesional.
  • Si la mutua no declara una enfermedad como profesional, se puede reclamar a través del procedimiento de determinación de contingencias.

¿Buscas abogado especialista en incapacidades laborales?

Te ayudamos a encontrar abogado laboralista de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado laboralista

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Consultar abogado

¿Qué es una enfermedad profesional?

La enfermedad profesional es la que se contrae a consecuencia del trabajo por cuenta ajena o propia en aquellas actividades especificadas en el cuadro aprobado por el Real Decreto 1299/2006, de 10 de noviembre, provocada por la acción de elementos o sustancias indicadas en dicho cuadro para cada enfermedad profesional.

¿Dónde se regula la enfermedad profesional?

Este concepto está regulado en:

  • La Ley General de la Seguridad Social, que define la enfermedad profesional en su artículo 157 para el caso de los trabajadores por cuenta ajena.
  • El Real Decreto 1299/2006, de 10 de noviembre, que contiene el cuadro de enfermedades profesionales y también regula su notificación y registro.
  • La Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del trabajo autónomo, que en su artículo 26.1.c) define la enfermedad profesional para los trabajadores por cuenta propia.

¿Es necesario probar que una enfermedad es profesional?

Cuando un trabajador desarrolla una actividad laboral que en el cuadro de enfermedades profesionales tiene correspondencia con una determinada enfermedad, se entiende siempre que esta es profesional.

Se trata de una presunción iuris et de iure, lo que significa que no admite prueba en contrario, es decir: se considerará, en todo caso, que la enfermedad ha sido contraída a raíz de la profesión que desempeña el trabajador, y no será necesario probar el nexo causal entre ambos elementos.

Clasificación de las enfermedades profesionales

El anexo 1 del cuadro de enfermedades profesionales clasifica las enfermedades de la siguiente forma:

  • Grupo 1: enfermedades profesionales causadas por agentes químicos.
  • Grupo 2: enfermedades profesionales causadas por agentes físicos.
  • Grupo 3: enfermedades profesionales causadas por agentes biológicos.
  • Grupo 4: enfermedades profesionales causadas por inhalación de sustancias y agentes no comprendidas en otros apartados.
  • Grupo 5: enfermedades profesionales de la piel causadas por sustancias y agentes no comprendidos en alguno de los otros apartados.
  • Grupo 6: enfermedades profesionales causadas por agentes carcinogénicos.

El cuadro de enfermedades profesionales contiene también un anexo 2, con una lista complementaria de enfermedades que se sospecha que pueden tener un origen profesional y que se podría contemplar incluir en el cuadro de enfermedades profesionales en el futuro. Igualmente, diferencia los siguientes tipos:

  • Grupo 1: enfermedades provocadas por agentes químicos.
  • Grupo 2: enfermedades provocadas por agentes físicos.
  • Grupo 3: enfermedades provocadas por agentes biológicos.
  • Grupo 4: enfermedades provocadas por inhalación de sustancias no comprendidas en otros grupos.
  • Grupo 5: enfermedades de la piel causadas por sustancias y agentes no comprendidos en otros grupos.
  • Grupo 6: enfermedades provocadas por agentes carcinógenos.

Consecuencias del reconocimiento de la enfermedad profesional en el subsidio de incapacidad temporal

La enfermedad profesional es una contingencia profesional, y, como tal, tiene las siguientes consecuencias:

  • El subsidio se pagará desde el día siguiente al de la baja.
  • El importe del subsidio equivaldrá al 75% de la base reguladora. 
  • No se exigen cotizaciones previas para acceder al reconocimiento de la incapacidad temporal y al pago del subsidio.

Procedimiento para la declaración de la enfermedad profesional

Corresponde a la mutua declarar que una enfermedad es de naturaleza profesional emitiendo para ello un informe. Para ello, el empresario tendrá que aportar toda la información que se requiera. La Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS) creará su propio informe al respecto.

No obstante, el trabajador también puede dirigirse en primer lugar a su médico de cabecera, para que valore si existe la posibilidad de que la enfermedad sea profesional. En caso afirmativo, el facultativo emitirá un diagnóstico de sospecha que será trasladado a la inspección médica, quien a su vez dará traslado a la mutua, para que también resuelva en este caso.

Si la mutua no considera que una enfermedad es profesional, ¿cómo se puede reclamar?

En caso de que la mutua no reconozca que una enfermedad es profesional en relación con la incapacidad temporal, se podrá reclamar a través del procedimiento de determinación de contingencias. Este es el trámite administrativo por el que se reclama ante la Seguridad Social siempre que no se esté de acuerdo con el tipo de contingencia (profesional común) reconocido en la baja médica.

Existe un plazo de 5 años para iniciar un proceso de determinación de contingencias. Y si bien existen otras opciones, puede realizar la solicitud el propio trabajador interesado. En este caso, el INSS se pondrá en contacto con él en un plazo de 10 días hábiles para que aporte la documentación requerida y realice cuantas alegaciones estime convenientes.

El director provincial del INSS dispone de un plazo de 15 días hábiles para dictar una resolución, si bien, en la práctica, dicha resolución suele tardar bastante más tiempo en producirse.

¿Buscas abogado especialista en derecho laboral?

Te ayudamos a encontrar abogado laboralista de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado laboralista

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Consultar abogado
Revisado por expertos
Josep Maria Merino Coll
Josep Maria Merino Coll
Abogado experto en incapacidades laborales y Seguridad Social
39 años colegiado
Colegio de Abogados de Barcelona (nº 13.396)

En conceptosjuridicos.com contamos con el asesoramiento de un panel de expertos formado por abogados especialistas. Puedes consultar quiénes son nuestros expertos aquí.