Emancipación

La emancipación es un estado civil que consiste en que una persona adquiere la capacidad de obrar que hasta entonces había estado sometida a la patria potestad.

Por lo tanto, la emancipación supone una de las causas de extinción de la patria potestad y se encuentra regulada en el Código Civil español a partir del artículo 314.

Emancipación

La emancipación consiste en que una persona adquiere la capacidad de obrar que hasta entonces había estado sometida a la patria potestad.

¿Cómo se obtiene la emancipación en España?

Existen varias causas para la emancipación de una persona física:

1) La mayoría de edad (18 años, según el artículo 315 del Código Civil).

2) Por sentencia judicial. En este supuesto, debe ser el menor (entre 16 y 18 años) quien solicite la emancipación al Juez de Primera Instancia del domicilio del menor.

Los requisitos para se produzca la concesión judicial de la emancipación son los siguientes (artículo 320 del Código Civil):

  • Los progenitores viven separados.
  • Quien ejerce la patria potestad ha contraído matrimonio o convive con una persona distinta del otro progenitor.
  • Cualquier otra causa que entorpezca gravemente el ejercicio de la patria potestad.

3) La concesión por parte de los que ejerzan la patria potestad (los progenitores, el tutor legal, el curador...), siempre y cuando el hijo tenga al menos 16 años y otorgue su consentimiento.

Esta emancipación se realizará a través de escritura pública o de la comparecencia ante el Juez encargado del Registro (artículo 317 del Código Civil).

¿Qué efectos produce la emancipación?

En el caso de un menor de edad (entre 16 y 18 años), el emancipado podrá regir su persona y sus bienes como si fuera mayor de edad aunque existen algunas limitaciones en la capacidad de obrar.

Según el artículo 323 del Código Civil, el emancipado hasta que no llegue a la mayoría de edad no podrá "tomar dinero a préstamo, gravar o enajenar bienes inmuebles y establecimientos mercantiles o industriales u objetos de extraordinario valor sin consentimiento de sus padres y, a falta de ambos, sin el de su curador".