Dolo

El dolo es la realización de una acción que suponga un daño o perjuicio a otro, debiendo realizarse dicha acción de manera voluntaria.

Dolo

El dolo consiste en cometer un delito de manera deliberada, con intencionalidad y sabiendo las consecuencias que puede traer consigo dicho acto delictivo.

¿Qué es un delito?

Los delitos son acciones que dan lugar, según los legisladores, a hechos merecedores de un castigo. Los diferentes tipos de delitos están regulados en el Código Penal.

Estas acciones y su castigo serán investigadas y enjuiciadas, por el derecho procesal penal en el proceso que corresponda, por la comisión de uno o varios delitos.

¿Qué es el dolo?

Es la conciencia y voluntad de una persona para realizar una o varias acciones que supongan un daño o perjuicio a otra persona.

Para entenderlo mejor, el autor del hecho, quería cometer dicha acción y la consecuencia de la realización de esta acción es el perjuicio a la otra persona.

A partir del dolo podemos agrupar los delitos en dolosos o no dolosos.

Ejemplo: Voy a una tienda de bisutería y cojo un collar, me lo meto en el abrigo y me voy sin pagarlo. Esto es un delito doloso de hurto.

Cuando cogí el collar yo ya sabía que me iba a ir sin pagarlo y además soy consciente, que yéndome sin pagar el collar la tienda tendrá una pérdida de dinero.

Aunque casi todos los delitos van a ser considerados dolosos hay algunos casos de delitos por imprudencia que no deben considerarse dolosos.

Ejemplo: un atropello con resultado de muerte porque el conductor no vio a una persona que cruzaba por donde no debía.

Clases de dolo

Dolo directo de primer grado

El autor de la acción provoca un daño de manera voluntaria. El resultado de esta acción es el fin que quería conseguir el autor.

Ejemplo: Una persona fuerza la puerta de una casa para entrar a robar y se lleva un jarrón chino de incalculable valor que sabía que estaba en esa casa.

Dolo directo de segundo grado

El resultado de la acción que el autor realiza no es el fin último planeado por dicho autor, pero este sabe que se producirá, pues esta acción es necesaria para conseguir el fin planeado. En un mismo acto se pueden cometer más de un delito doloso.

Ejemplo: El resultado de forzar la puerta de la casa es romper la cerradura y, romper dicha cerradura es necesario para poder entrar a robar el jarrón chino, que es el fin último de las acciones que el autor está realizando.

Dolo eventual

Se produce cuando el autor no descarta que se pueda producir algún tipo de daño derivado de la acción que va a realizar, pero, aun así, realiza la acción.

Se cataloga igualmente de delito doloso a este tipo de delitos, aunque se haya producido de manera eventual.

Ejemplo: Unos ladrones de bolsos van subidos en una moto y por el método del tirón van a robar el bolso a una señora mayor. Es probable que al tirar del bolso con la moto en marcha puedan tirar a la señora y hacerla daño. Aun así, deciden tirar del bolso y finalmente la señora cae y se golpea con la acera.

Diferencia entre dolo y culpa

La diferencia entre el dolo y la culpa es la mala fe como elemento característico del dolo.

La culpa, particularmente, puede ser consciente o no, pero quien realiza una acción de la cual se obtiene como resultado un daño o perjuicio para un tercero, no persigue dicho fin de manera consciente.

La definición característica de la culpa es el resultado de ejecutar una acción por la falta de observancia de los cuidados necesarios derivados de ejecutar dicha acción.

El autor tendrá la culpa de los daños o lesiones producidos en los siguientes casos:

  • Por la falta del cuidado necesario en la ejecución de la acción.
  • Por el mero descuido al ejecutar dicha acción
  • Por no prever las consecuencias del resultado de realizar la acción.

En general, se tendrá culpa por la producción de una lesión de un daño al ejecutar una acción y no preocuparse de los posibles resultados de ejecutar aquella.

Las clases de culpa pueden ser:

  1. Culpa consciente: Quien ejecuta la acción prevé el resultado, pero confía en que no se produzca. Ejemplo: un peatón junto con su hijo pequeño cruza una calle por un sitio por donde no debe confiando en que no va a pasar ningún coche, pero puede que pase alguno y las consecuencias pueden ser nefastas.
  2. Culpa inconsciente: Quien ejecuta la acción no ha previsto el resultado que se ha dado finalmente. Ejemplo: Un conductor transita por una vía a velocidad adecuada, de repente, en un paso de peatones, empiezan a cruzar dos personas, intenta frenar pero al coche le fallan los frenos, siendo estos dos peatones atropellados.

Sin embargo, en el caso del dolo, hay una intención clara de producir el resultado final, es una acción que se realiza de manera deliberada para obtener un resultado concreto que producirá un daño o lesión.