Divorcio express

El divorcio express no es más que un nuevo formato de disolución matrimonial más ágil, implantado en España desde el año 2005. Se trata del tipo de divorcio más sencillo y económico que existe.

Las relaciones de pareja han cambiado mucho con el paso de los años y en la actualidad el número de divorcios cada vez es mayor. La Ley de Divorcio se aprobó en España en 1981, por lo que podemos suponer que muchos de los puntos que englobaba esta ley se encuentran ya hoy en día totalmente anticuados.

Por todo ello, en el año 2005 se reformó el Código Civil con la aprobación de la “Ley del Divorcio Express”. Cuenta con varias novedades importantes como la posibilidad de mayor rapidez en el trámite (de ahí el nombre de divorcio express) o que no es necesario exponer motivos para la ruptura.

Divorcio Express

El divorcio express es un tipo de disolución matrimonial más rápido y económico que se debe iniciar de mutuo acuerdo entre los cónyuges.

Aun así un divorcio sigue siendo un proceso poco agradable y complicado, por lo que es fundamental que ambas partes colaboren para que sea posible realizar un divorcio express (ya que se tienen que cumplir una serie de requisitos para poder acceder a él). Además, es necesario contar con un abogado y un notario.

Requisitos para solicitar el divorcio express

Para poder acceder a un divorcio express se debe acreditar primero que se cumplen una serie de condiciones, las cuales explicamos a continuación.

  1. El primer requisito y el más importante es que debe existir mutuo acuerdo entre las partes a la hora de acceder al divorcio express.
  2. Se necesita presentar un convenio regulador donde conste el acuerdo entre ambos cónyuges de finalizar su matrimonio, así como todos los aspectos que conllevará el divorcio (vivienda, guarda y custodia de los hijos, régimen de visitas, reparto de bienes, etc.). Este convenio será redactado por el abogado, y se requerirán también otros documentos (de identidad, certificado matrimonial, libro de familia…).
  3. Por norma general, deben haber pasado un mínimo de tres meses desde que se celebró el matrimonio y no es necesario separarse previamente. Este punto es una de las grandes novedades de la nueva ley, ya que, en la anterior se establecía que tenía que transcurrir un periodo de al menos 2 años de separación antes de acceder al divorcio (puedes consultar aquí la diferencia entre separación y divorcio).
  4. No se requiere un motivo o causa para solicitar el divorcio. Es otra de las actualizaciones importantes con respecto a la ley del año 1981.
  5. Por último, es obligatorio que el último domicilio del matrimonio (o al menos de uno de ellos) estuviera en territorio español. Este requisito se demostrará mediante el certificado de empadronamiento.

Tras el cumplimiento de todos los requisitos y el acceso al divorcio express la duración del mismo dependerá de cada caso concreto, siendo siempre un proceso bastante ágil (en ocasiones puede tener una duración de no más de un día si todo se cumple y existe buena predisposición por ambas partes).

Si quieres saber más sobre qué es el divorcio express o cuánto cuesta te recomendamos leer este artículo.