Deuda cierta

Es una deuda cierta aquella de la que no se discute su existencia ni exactitud por ninguna de las partes, es decir, cuando no hay ninguna duda sobre su veracidad y no es necesario ningún procedimiento judicial para su declaración.
Ideas clave
  • La deuda cierta supone que acreedor y deudor están de acuerdo sobre su existencia.
  • La certeza sobre la existencia y exactitud de la deuda es un presupuesto imprescindible para que se cumplan las condiciones de vencimiento y exigibilidad.
  • Una persona solo puede ser incluida en el registro de morosidad cuando la deuda es cierta y además se cumplen otras condiciones.

¿Buscas abogado especialista en deudas?

Te ayudamos a encontrar abogado especialista. Contamos con una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Consultar abogado

¿Qué es una deuda cierta?

Una deuda cierta es la que no plantea dudas sobre su existencia, y no requiere de su declaración por un juez o tribunal.

La deuda cuya certeza se reconoce puede consistir en una obligación pecuniaria o en cualquier otra prestación. 

La consecuencia principal de que una deuda sea cierta es que se pueden discutir aspectos relacionados con su vencimiento, exigibilidad, liquidez o condiciones de pago, pero no se discute la veracidad de la deuda.

¿Qué consecuencias legales implica que una deuda sea cierta?

La certeza de una deuda es uno de los requisitos que se establecen para poder reclamar su pago ante los tribunales, siempre que el objeto del proceso no sea precisamente aclarar la existencia de la deuda.

El requisito de la certeza no siempre se menciona expresamente en la ley, pero se presupone en algunos casos, como ocurre con el procedimiento monitorio, al que se puede acudir para reclamar el pago de una deuda monetaria líquida, determinada, vencida, exigible y documentada en las formas que admite la ley (artículo 812 de la Ley de Enjuiciamiento Civil). La certeza de la deuda se sobreentiende en este caso, ya que es un presupuesto imprescindible para que se cumplan las demás condiciones.

Por otro lado, ninguna persona podrá ser incluida en los ficheros de morosos que figuran en los registros de morosidad si la deuda que se le atribuye no es cierta, vencida, exigible y ha resultado impagada (artículo 20 de la Ley Orgánica de Protección de Datos).

Si una deuda no es cierta, y por tanto se discute su existencia, el acreedor deberá acudir a los tribunales para aclarar su veracidad.

¿Buscas abogado especialista en deudas?

Te ayudamos a encontrar abogado especialista. Contamos con una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Consultar abogado

Categorías: Derecho Civil,Deudas