Demanda de modificación de medidas

Mediante una demanda de modificación de medidas se pueden cambiar las decisiones adoptadas por los cónyuges en el convenio regulador o por el Juez en sentencia tras una separación o un divorcio.

Esas decisiones han sido establecidas teniendo en cuenta unas circunstancias que pueden variar en el futuro y, por ello, para adaptarse a la situación actual es posible realizar una modificación de medidas.

En el apartado 3 del artículo 90 del Código Civil se establece que: “Las medidas que el Juez adopte en defecto de acuerdo o las convenidas por los cónyuges judicialmente, podrán ser modificadas judicialmente o por nuevo convenio aprobado por el Juez…”.

Requisitos para la modificación de medidas

Para poder realizar el procedimiento de modificación de medidas es necesario que se hayan producido cambios en las necesidades de los hijos o en las circunstancias de los cónyuges que sean: sustanciales, permanentes, imprevisibles e involuntarios.

Por otro lado, también es posible que las modificaciones de medidas se originen por cambios en la ley o en la jurisprudencia.

Algunas de las medidas que se pueden modificar para adaptarse al momento actual y al beneficio del menor se refieren a:

¿Cómo iniciar una demanda de modificación de medidas?

Existen dos modos para iniciar la modificación de medidas de divorcio:

  • De mutuo acuerdo entre los cónyuges mediante la presentación de un nuevo convenio regulador.
  • Por la vía contenciosa en caso de no existir acuerdo. Esta posibilidad aparece establecida en el artículo 91 del Código Civil que indica que el Juez (en defecto de acuerdo de los cónyuges o en caso de no aprobación del mismo) determinará las medidas que hayan de sustituir a las ya adoptadas con anterioridad, estableciendo las que procedan.

Para presentar la demanda de modificación de medidas será necesaria la asistencia de un abogado y de un procurador. Tendrá que aprobarse dicha demanda mediante una resolución judicial.