Delitos contra el honor

Los delitos contra el honor son los actos ilícitos que afectan a la dignidad o al prestigio de las personas.

El honor es un derecho fundamental que poseen todas las personas y está recogido en el artículo 18.1 de la Constitución española.

Se trata de un bien jurídico protegido y los delitos que atentan contra el derecho al honor se encuentran regulados en el Título XI del Libro II del Código Penal.

Delitos contra el honor

Los delitos contra el honor afectan a la dignidad o al prestigio de las personas.

El sujeto activo del delito tiene que ser una persona física y el sujeto pasivo puede ser una persona tanto física como jurídica.

Libertad de expresión y derecho al honor

En ocasiones el derecho al honor entra en conflicto con otro derecho fundamental como es el de la libertad de expresión.

El derecho a la libertad de expresión está recogido en el artículo 20 de la Constitución, que reconoce como derecho fundamental el de expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción.

Pero, como se mencionaba anteriormente, el artículo 18 reconoce con el mismo grado de protección el derecho al honor.

Cuando la expresión y difusión de pensamientos, ideas u opiniones pueda atentar contra la reputación de una persona, entendida como la apreciación que otras puedan tener de ella, nos encontramos ante un conflicto entre derechos fundamentales.

En estos casos son los tribunales los que tienen que decidir, en cada caso, qué derecho prevalece.

La limitación del derecho al honor por la libertad de expresión se produce cuando existe un conflicto entre ambos derechos. Para resolverlo se utilizan técnicas de ponderación constitucional.

La ponderación debe partir de que el derecho a la libertad de expresión, si bien no es superior, en situaciones de conflicto, prevalece sobre el derecho al honor por su doble significación como derecho de libertad, que atribuye una potestad jurídica a su titular, y como garantía institucional para el debate público y la formación de una opinión pública libre, indispensable para una sociedad democrática.

La ponderación debe tener en cuenta que la libertad de expresión comprende la crítica de la conducta de otro, aún cuando pueda molestar o disgustar a aquel contra quien se dirige, pues así lo requieren el pluralismo y la tolerancia en una sociedad democrática.

Ha de tomarse en consideración si la crítica se proyecta sobre una materia de interés general o sobre personas que ejerzan un cargo público o una profesión de notoriedad, pues entonces el peso de la libertad de expresión es más intenso.

Kenari Orbe, abogado fundador de Kenari Orbe Abogados

¿Cuáles son los delitos contra el honor?

Existen dos tipos diferentes de delitos contra el honor:

  1. El delito de calumnias: consiste en culpar a otra persona de un delito que no ha cometido aun sabiendo la falsedad de la imputación. En su tipo básico, se castiga con pena de multa de 6 a 12 meses.
  2. El delito de injurias: acción o expresión grave de opiniones que lesionen la dignidad de una persona con el objetivo de atentar contra su prestigio aun teniendo el conocimiento de su falsedad. Se castiga con pena de multa entre 3 y 7 meses.

En ambos casos existen penas agravadas y atenuadas (para los delitos leves) en función de la gravedad del delito. Tanto la injuria como la calumnia si se han realizado mediante publicidad se considerarán como delitos graves y poseen una mayor pena.

Por último, indicar que los delitos contra el honor solo pueden ser perseguidos si la persona afectada presenta una querella criminal en el juzgado.

¿Buscas un abogado especialista en delitos contra el honor?

Te ayudamos a encontrar abogado penalista de confianza en tu ciudad, gratis y sin compromiso. Contamos con una amplia red de abogados colaboradores por toda España y en cualquier materia.

Tus datos serán cedidos únicamente a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ayudarte. [Más información]

Recopilamos los datos para gestionar tu petición. Si aceptas, cederemos tus datos a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ofrecer la mejor respuesta a tu solicitud. La base legal para ello será tu consentimiento. No cederemos tus datos en ningún otro caso, salvo obligación legal.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y oposición, entre otros, mediante correo postal o electrónico según indican nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.