Delito

Un delito es una infracción o una conducta que va en contra al ordenamiento jurídico de la sociedad y será castigada con la correspondiente pena o sanción.

El artículo 10 del Código Penal indica que “son delitos las acciones y omisiones dolosas o imprudentes penadas por la ley”.

Delito

Un delito consiste en un comportamiento culpable y contrario a la ley que conlleva una pena o sanción.

Características de un delito

Los delitos son comportamientos contrarios a la ley que merecen un castigo o pena. Así, se caracterizan principalmente por ser:

  • Culpables y contrarios al derecho.
  • Acciones antijurídicas y tipificadas en la ley.
  • Sancionados penalmente.

Cuando la conducta o infracción no es lo suficientemente grave como para ser un delito, se denomina falta o delito leve (tipificado de forma separada en la ley).

Clasificación de los delitos

Existen varias clasificaciones de los tipos de delitos. A continuación, vemos las dos clasificaciones más importantes.

En primer lugar, según la forma de la acción que ha causado el delito se puede distinguir entre delito por comisión (actos delictivos realizados por un individuo) y delito por omisión (la infracción consiste en no hacer lo que está ordenado por ley).

Por otro lado, en función del modo de culpabilidad podemos diferenciar entre delitos dolosos (realizados de forma consciente queriendo provocar el resultado dañoso) y delitos culposos o imprudentes (no se pretende el resultado dañoso pero tampoco se evita).

Ejemplos de delitos comunes

Para finalizar, algunos ejemplos de delitos son:

  • Delito contra la vida: el homicidio.
  • Delitos contra el honor: la calumnia o la injuria.
  • Contra la propiedad o contra el patrimonio: el alzamiento de bienes, la estafa, el hurto o el robo.
  • Delitos contra la salud pública: las negligencias médicas o el consumo de drogas ilegales.
  • Otros delitos comunes: la piratería, el secuestro, la violación, la discriminación, el racismo, la conducción bajo los efectos del alcohol y las drogas, el exceso de velocidad o la falsificación de moneda, entre otros.