Delito

Un delito es una infracción penal que va en contra al ordenamiento jurídico de la sociedad y será castigada con la correspondiente pena o sanción. De acuerdo con el Código Penal, son delitos las acciones y omisiones dolosas o imprudentes penadas por la ley.

Son delitos las acciones y omisiones dolosas o imprudentes penadas por la ley.

Artículo 10 del Código Penal

Delito

Un delito consiste en un comportamiento culpable y contrario a la ley que conlleva una pena o sanción.

¿Buscas abogado especialista en derecho penal?

Te ayudamos a encontrar abogado penalista de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado penalista

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Buscar abogado

Características de un delito

Los delitos son comportamientos contrarios a la ley que merecen un castigo o pena. Así, se caracterizan principalmente por ser:

  • Culpables y contrarios al derecho.
  • Acciones antijurídicas y tipificadas en la ley.
  • Sancionados penalmente.

Cuando la conducta o infracción no es lo suficientemente grave como para ser un delito, se denomina delito leve (antes de la reforma del Código Penal en 2015 se denominaban faltas y estaban tipificadas de forma separada en la ley).

Es importante recalcar que solo pueden ser catalogadas como delictivas aquellas conductas tipificadas por la ley, que en el caso de España implica que deben estar recogidas en el Código Penal. Es decir, todas aquellas conductas no reflejadas explícitamente en el Código Penal, por muy cuestionables que resulten, no pueden ser consideradas delito.

En nuestro sistema de justicia penal, rige el principio de tipicidad, de modo que tan solo pueden resultar delictivas aquellas conductas que se encuentren expresamente previstas en el Código Penal, y ello con independencia de que la conducta de que se trate nos resulte rechazable o censurable.

Gerson Vidal, abogado penalista en Valencia

Clasificación de los delitos

Existen varias clasificaciones de los tipos de delitos.

En primer lugar, se pueden clasificar los delitos según la forma de la acción que ha causado el delito se puede distinguir entre delito por comisión (actos delictivos realizados por un individuo) y delito por omisión (la infracción consiste en no hacer lo que está ordenado por ley).

Por otro lado, en función del modo de culpabilidad se puede diferenciar entre delitos dolosos (realizados de forma consciente queriendo provocar el resultado dañoso) y delitos culposos o imprudentes (no se pretende el resultado dañoso pero tampoco se evita).

Por último, según su perseguibilidad y posible eficacia de perdón pueden existir delitos públicos, semipúblicos y delitos privados.

  1. Públicos: se persiguen de oficio y no tienen perdón.
  2. Semipúblicos: han de ser denunciados por uno de los afectados o su representante legal y pueden tener un perdón eficaz.
  3. Privados: solo son perseguibles a iniciativa del ofendido o su representante legal.

Prescripción de un delito

La prescripción de un delito consiste en la extinción de la responsabilidad penal por el transcurso de un tiempo razonable desde que fue cometido. No existe un plazo único para la prescripción de un delito, y depende de las penas máximas previstas para cada tipo de delito.

Lista de delitos

¿Buscas abogado especialista en derecho penal?

Te ayudamos a encontrar abogado penalista de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado penalista

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Buscar abogado