Delito público

Jurídicamente revisado por: Arturo González Pascual
Un delito público es aquel que atenta contra el interés general y, en consecuencia, puede ser perseguido por la autoridad sin necesidad de que medie una denuncia o querella previa.
Ideas clave
  • El delito público puede ser perseguido de oficio, sin necesidad de denuncia o querella.
  • También pueden ser denunciados por cualquier ciudadano, aunque no haya sido agraviado por el delito.
  • Afecta al interés general, además de al particular.

¿Buscas abogado especialista en derecho penal?

Te ayudamos a encontrar abogado penalista de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado penalista

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Consultar abogado

¿Qué es un delito público?

El Código Penal no define el delito público, pero su definición se deduce del tratamiento diferenciado que da a cada delito a lo largo de su articulado, al igual que hace la Ley de Enjuiciamiento Criminal al establecer la forma de ejercitar las acciones que nacen de los delitos.

El delito público se caracteriza por atentar contra el sistema y, por tanto, contra el interés general, aunque pueda atentar además contra un interés particular o afectar especialmente a un grupo determinado de personas. Por eso puede ser perseguido de oficio por el Ministerio Fiscal, sin necesidad de que un ciudadano particular interponga una querella o denuncia.

Son delitos que revisten especial gravedad, y que el Estado no puede consentir que queden impunes o no sean perseguidos.

Ejemplos de delito público son los delitos contra la Hacienda Pública, el blanqueo de capitales o el tráfico de drogas

¿Cómo se activa la persecución de un delito público?

La actuación de las autoridades puede iniciarse:

  • De oficio por el Ministerio Fiscal, cuando tenga conocimiento de la comisión del delito.
  • Por denuncia de cualquier persona, tenga o no interés en la causa.

La denuncia tiene la finalidad de poner en conocimiento de las autoridades la comisión de unos hechos que pueden ser constitutivos de delito.

Diferencias entre delito público, semipúblico y privado

Según su perseguibilidad y posible eficacia del perdón, se pueden clasificar los delitos en:

  1. Públicos: perseguibles de oficio.
  2. Semipúblicos: la actuación de las autoridades se debe iniciar por la denuncia del afectado.
  3. Privados: solo son perseguidos a iniciativa del ofendido.

¿Buscas abogado especialista en derecho penal?

Te ayudamos a encontrar abogado penalista de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado penalista

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Consultar abogado

Categorías: Delitos,Derecho Penal

Revisado por expertos
Arturo González Pascual, abogado especialista en derecho penal
Arturo González Pascual
Abogado especialista en derecho penal
13 años colegiado
Colegio de Abogados de Madrid (nº 91.186)

En conceptosjuridicos.com contamos con el asesoramiento de un panel de expertos formado por abogados especialistas. Puedes consultar quiénes son nuestros expertos aquí.