Delito de usurpación

El delito de usurpación consiste en apoderarse de una propiedad o de un derecho ajeno.

Este delito contra el patrimonio se regula en los artículos 245 y siguientes del Código Penal español.

Delito de usurpación

El delito de usurpación consiste en apoderarse de una propiedad o de un derecho ajeno.

¿En qué consiste el delito de usurpación?

Según la RAE, usurpar consiste en "apoderarse de una propiedad o de un derecho que legítimamente pertenece a otro, por lo general con violencia".

Por otro lado, el artículo 245 del Código Penal indica lo siguiente:

1. Al que con violencia o intimidación en las personas ocupare una cosa inmueble o usurpare un derecho real inmobiliario de pertenencia ajena, se le impondrá, además de las penas en que incurriere por las violencias ejercidas, la pena de prisión de uno a dos años, que se fijará teniendo en cuenta la utilidad obtenida y el daño causado.

2. El que ocupare, sin autorización debida, un inmueble, vivienda o edificio ajenos que no constituyan morada, o se mantuviere en ellos contra la voluntad de su titular, será castigado con la pena de multa de tres a seis meses.

Artículo 245 del Código Penal

Supuestos necesarios para el delito de usurpación

En concreto, para aplicar el artículo 245.2 del Código Penal, se deben cumplir las siguientes premisas:

  1. Se ha de ocupar sin violencia o intimidación un inmueble, vivienda o edificio que no fuera morada, siempre y cuando se tuviera vocación de permanencia.
  2. La interpretación penal de la perturbación posesoria debe considerarse como ocupación.
  3. El sujeto activo de la usurpación ha de carecer de título jurídico que legitime la ocupación.
  4. Debe existir una voluntad contraria del ocupante de tal forma que no se tolere la ocupación ilegítima.
  5. El sujeto activo ha de ser consciente de la ajenidad del bien y ausencia de autorización del titular.

Ejemplos habituales de usurpación en la actualidad

Hoy en día, este delito ha adquirido protagonismo gracias a las nuevas tecnologías. En este sentido, son muy comunes los delitos de suplantación o usurpación de la identidad, mediante los cuales una persona actúa bajo el nombre y apellidos de otra para generar confusión en terceros. Este hecho ilícito suele desarrollarse, por ejemplo, en el ámbito de las redes sociales.

Por otro lado, el modo de actuar de un okupa es otro claro ejemplo de delito de usurpación (delito de usurpación de vivienda). Éstos se instalan en viviendas desocupadas haciendo un usufructo de ellas, como forma de vida y protesta social.

Para finalizar, otro caso típico es la usurpación de funciones públicas, cuando alguien realiza actos que solo pueden ser llevados a cabo por un funcionario o autoridad concreta.

¿Buscas un abogado especialista en delitos de usurpación?

Te ayudamos a encontrar abogado penalista de confianza en tu ciudad, gratis y sin compromiso. Contamos con una amplia red de abogados colaboradores por toda España y en cualquier materia.

Tus datos serán cedidos únicamente a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ayudarte. [Más información]

Recopilamos los datos para gestionar tu petición. Si aceptas, cederemos tus datos a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ofrecer la mejor respuesta a tu solicitud. La base legal para ello será tu consentimiento. No cederemos tus datos en ningún otro caso, salvo obligación legal.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y oposición, entre otros, mediante correo postal o electrónico según indican nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.