Defensor judicial

El defensor judicial es una figura de guarda de menores e incapaces, que tiene el objetivo de proteger los intereses de estas personas.

Defensor judicial

El defensor judicial es una figura de guarda de menores e incapaces.

¿Dónde se encuentra el estatuto de la figura del defensor judicial?

Las nociones a tener en cuenta sobre el defensor judicial se recogen el Capítulo IV (del defensor judicial), Título X (de la tutela, de la curatela y de la guarda de los menores o incapacitados), artículos 299 a 302 del Código Civil.

¿En qué supuestos cabrá el nombramiento del defensor judicial?

Según el artículo 299 del Código Civil, la designación de un defensor judicial será necesaria en los siguientes casos:

1. Cuando en algún asunto exista conflicto de intereses entre los menores o incapacitados y sus representantes legales o el curador. En el caso de tutela conjunta ejercida por ambos padres, si el conflicto de intereses existiere sólo con uno de ellos, corresponderá al otro por ley, y sin necesidad de especial nombramiento, representar y amparar al menor o incapacitado.

2. En el supuesto de que, por cualquier causa, el tutor o el curador no desempeñare sus funciones hasta que cese la causa determinante o se designe otra persona para desempeñar el cargo.

3. En todos los demás casos previstos en este Código.

art 299 cc

Además, el artículo 299 bis establece otro supuesto en el que podría aparecer la figura del defensor judicial:

Cuando se tenga conocimiento de que una persona debe ser sometida a tutela o curatela y en tanto no recaiga resolución judicial que ponga fin al procedimiento, asumirá su representación y defensa el Ministerio Fiscal. En tal caso, cuando además del cuidado de la persona hubiera de procederse al de los bienes, el Secretario judicial podrá designar un defensor judicial que administre los mismos, quien deberá rendirle cuentas de su gestión una vez concluida.

art 299 bis cc

¿Cuándo se solicitará también el nombramiento del defensor judicial?

Siguiendo la literalidad del artículo 27 de la Ley 15/2015 de Jurisdicción Voluntaria, se solicitará la designación de un defensor judicial en los siguientes supuestos:

a) Cuando en algún asunto exista conflicto de intereses entre los menores o personas con capacidad modificada judicialmente y sus representantes legales o su curador, salvo que con el otro progenitor o tutor, si hubiere patria potestad o tutela conjunta, no haya tal conflicto.

b) Cuando por cualquier causa, el tutor o el curador no desempeñare sus funciones hasta que cese la causa determinante o se designe otra persona para desempeñar el cargo.

c) Cuando se tenga conocimiento de que una persona respecto a la que debe constituirse la tutela o curatela, precise la adopción de medidas para la administración de sus bienes, hasta que recaiga resolución judicial que ponga fin al procedimiento.

art 27 ljv

¿Cuál es el criterio de selección del defensor judicial?

El defensor judicial designado será aquel que se estime más idóneo para el cargo, tal y como contempla el artículo 300 del Código Civil:

En expediente de jurisdicción voluntaria, de oficio o a petición del Ministerio Fiscal, del propio menor o de cualquier persona capaz de comparecer en juicio, se nombrará defensor a quien se estime más idóneo para el cargo.

art 300 cc

¿Cómo actuará el defensor judicial?

Todo defensor judicial deberá tener presente en su conducta lo que de los siguientes artículos se desprende:

Serán aplicables al defensor judicial las causas de inhabilidad, excusas y remoción de los tutores y curadores.

art 301 cc

El defensor judicial tendrá las atribuciones que se le hayan concedido, debiendo rendir cuentas de su gestión una vez concluida.

art 302 cc

¿Buscas un abogado especialista en defensor judicial?

Te ayudamos a encontrar abogado de confianza en tu ciudad, gratis y sin compromiso. Contamos con una amplia red de abogados colaboradores por toda España y en cualquier materia.

Tus datos serán cedidos únicamente a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ayudarte. [Más información]

Recopilamos los datos para gestionar tu petición. Si aceptas, cederemos tus datos a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ofrecer la mejor respuesta a tu solicitud. La base legal para ello será tu consentimiento. No cederemos tus datos en ningún otro caso, salvo obligación legal.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y oposición, entre otros, mediante correo postal o electrónico según indican nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.