Cuestión prejudicial

Una cuestión prejudicial es un "asunto que, con carácter previo, debe resolverse por una jurisdicción distinta o por la propia que está conociendo de un proceso", según indica la RAE desde una visión general.

En el ámbito del derecho europeo o derecho comunitario, la cuestión prejudicial supone un mecanismo accesorio de un litigio principal, para garantiza una aplicación homogénea del Derecho de la Unión Europea y evitar interpretaciones distintas de una misma norma.

Por lo tanto, cuando un órgano jurisdiccional tenga dudas acerca de la interpretación o de la legalidad de alguna norma europea, tendrá que plantear dicha cuestión al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

Tras ello, el procedimiento principal quedará suspendido y el TJUE tendrá que resolver la cuestión, pronunciándose sobre su validez o sobre la interpretación de la norma comunitaria que corresponda. Si el TJUE decide que la norma es nula a través de su sentencia de respuesta, dicha norma será eliminada del ordenamiento jurídico de forma automática.

Asimismo, se puede encontrar el concepto de cuestión prejudicial en otros ámbitos del derecho como el civil, penal, laboral o administrativo, entre otros.