Contrato de relevo

El contrato de relevo es un acuerdo de trabajo, mediante la cual se deja una plaza vacante para un nuevo trabajador, debido a la jubilación parcial de quien inicialmente ocupaba ese puesto.

Contrato de relevo

Mediante el contrato de relevo se contrata a una persona desempleada para sustituir a un trabajador de la empresa jubilado parcialmente.

¿En qué consiste el contrato de relevo?

El contrato de relevo es aquel que tiene lugar cuando un trabajador se jubila parcialmente, dejando parte de su plaza vacante para un nuevo trabajador, que ocupará dicho puesto a tiempo parcial.

¿Dónde se regula el contrato de relevo?

El contrato de relevo se regula en el Título I (de la relación individual de trabajo) del Estatuto de los Trabajadores, Capítulo I (disposiciones generales), Sección 4ª (modalidades del contrato de trabajo), apartados sexto y séptimo del artículo 12.

Las notas fundamentales de estos preceptos son las siguientes:

También se podrá concertar el contrato de relevo para sustituir a los trabajadores que se jubilen parcialmente después de haber cumplido la edad de jubilación ordinaria que corresponda conforme a lo establecido en el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social.

La reducción de jornada y de salario podrá alcanzar el setenta y cinco por ciento cuando el contrato de relevo se concierte a jornada completa y con duración indefinida, siempre que el trabajador cumpla los requisitos establecidos en el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social.

La ejecución de este contrato de trabajo a tiempo parcial y su retribución serán compatibles con la pensión que la Seguridad Social reconozca al trabajador en concepto de jubilación parcial.

Artículo 12.6 del Estatuto de los Trabajadores

¿Qué requisitos se necesitan para firmar un contrato de relevo?

Para poder celebrar un contrato de relevo, se han de cumplir los siguientes requisitos:

  • El trabajador tiene que estar inscrito en el INEM.
  • El contrato ha de ser escrito y tiene que seguir el modelo oficial.
  • La jornada del trabajador de relevo ha de ser equivalente a la del sustituido.

No obstante, para una explicación más precisa, sería necesario acudir a la literalidad del artículo 12.7 del Estatuto de los Trabajadores:

El contrato de relevo se ajustará a las siguientes reglas:

a) Se celebrará con un trabajador en situación de desempleo o que tuviese concertado con la empresa un contrato de duración determinada.

b) Salvo lo establecido en los dos párrafos siguientes, la duración del contrato de relevo que se celebre como consecuencia de una jubilación parcial tendrá que ser indefinida o, como mínimo, igual al tiempo que falte al trabajador sustituido para alcanzar la edad de jubilación ordinaria que corresponda conforme a lo establecido en el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social. Si, al cumplir dicha edad, el trabajador jubilado parcialmente continuase en la empresa, el contrato de relevo que se hubiera celebrado por duración determinada podrá prorrogarse mediante acuerdo con las partes por periodos anuales, extinguiéndose en todo caso al finalizar el periodo correspondiente al año en el que se produzca la jubilación total del trabajador relevado.

En el supuesto previsto en el párrafo segundo del apartado 6, el contrato de relevo deberá alcanzar al menos una duración igual al resultado de sumar dos años al tiempo que le falte al trabajador sustituido para alcanzar la edad de jubilación ordinaria que corresponda conforme al texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social. En el supuesto de que el contrato se extinga antes de alcanzar la duración mínima indicada, el empresario estará obligado a celebrar un nuevo contrato en los mismos términos del extinguido, por el tiempo restante.

En el caso del trabajador jubilado parcialmente después de haber cumplido la edad de jubilación ordinaria prevista en el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, la duración del contrato de relevo que podrá celebrar la empresa para sustituir la parte de jornada dejada vacante por el mismo podrá ser indefinida o anual. En este segundo supuesto, el contrato se prorrogará automáticamente por periodos anuales, extinguiéndose en todo caso al finalizar el periodo correspondiente al año en que se produzca la jubilación total del trabajador relevado.

c) Salvo en el supuesto previsto en el párrafo segundo del apartado 6, el contrato de relevo podrá celebrarse a jornada completa o a tiempo parcial. En todo caso, la duración de la jornada deberá ser, como mínimo, igual a la reducción de jornada acordada por el trabajador sustituido. El horario de trabajo del trabajador relevista podrá completar el del trabajador sustituido o simultanearse con él.

d) El puesto de trabajo del trabajador relevista podrá ser el mismo del trabajador sustituido. En todo caso, deberá existir una correspondencia entre las bases de cotización de ambos, en los términos previstos en el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social.

e) En la negociación colectiva se podrán establecer medidas para impulsar la celebración de contratos de relevo.

Artículo 12.7 del Estatuto de los Trabajadores

¿Cuándo finaliza un contrato de relevo?

A tenor del último párrafo del artículo 12.6 del Estatuto de los Trabajadores, el contrato de relevo se extinguirá al producirse la jubilación total del trabajador.

Ante esta situación, la empresa podría contratar indefinidamente a ese nuevo trabajador, o despedirle con su correspondiente indemnización.

¿Buscas un abogado para redactar o revisar un contrato de relevo?

Te ayudamos a encontrar abogado de confianza en tu ciudad, gratis y sin compromiso. Contamos con una amplia red de abogados colaboradores por toda España y en cualquier materia.

Tus datos serán cedidos únicamente a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ayudarte. [Más información]

Recopilamos los datos para gestionar tu petición. Si aceptas, cederemos tus datos a los abogados, despachos o marketplaces jurídicos con los que colaboramos para que puedan ofrecer la mejor respuesta a tu solicitud. La base legal para ello será tu consentimiento. No cederemos tus datos en ningún otro caso, salvo obligación legal.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y oposición, entre otros, mediante correo postal o electrónico según indican nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.