¿Es delito conducir bajo los efectos del alcohol o de las drogas?

Sí, conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas es delito, conforme al artículo 379.2 del Código Penal. Se considera delito en todo caso, con independencia de que se noten o no los efectos del alcohol, conducir con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro o con una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 gramos por litro. No obstante, no es necesario llegar a estos niveles si la influencia del alcohol mientras se conduce es manifiesta.

En otros niveles inferiores a los indicados, y siempre y cuando no se conduzca bajo los efectos del alcohol (en cuyo caso estaremos ante un delito siempre), se podrá estar ante una falta administrativa. Dichos niveles dependerán de si se trata de un conductor novel o profesional (una tasa superior a 0,3 gramos por litro en sangre o 0,15 miligramos en aire espirado), o si no se está en ninguno de estos casos (0,5 gramos por litro en sangre o 0,25 miligramos en aire espirado).

Conceptos relacionados

¿Buscas abogado especialista en delitos de alcoholemia?

¿Buscas abogado especialista en delitos de alcoholemia?

En Asistencia Legal Inmediata encontrarás un equipo de abogados penalistas expertos en juicios rápidos por alcoholemia que trabaja en toda España. Pon tu defensa en manos de especialistas.

Infórmate