¿Cuáles son las consecuencias de negarse a realizar la prueba de alcoholemia?

Si una persona se niega a realizar la prueba de alcoholemia, habiendo sido requerida para ello por la autoridad, estará cometiendo un delito contra la seguridad vial tipificado en el artículo 383 del Código Penal. Este delito contempla pena de prisión de 6 meses a un año y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a 1 y hasta 4 años.

Además, al haber cometido un delito, el autor de los hechos generará antecedentes penales, que no podrán ser cancelados hasta que haya transcurrido el plazo señalado legalmente para ello sin cometer otro delito, de cualquier tipo.

¿Buscas abogado especialista en delitos de alcoholemia?

¿Buscas abogado especialista en delitos de alcoholemia?

En Asistencia Legal Inmediata encontrarás un equipo de abogados penalistas expertos en juicios rápidos por alcoholemia que trabaja en toda España. Pon tu defensa en manos de especialistas.

Infórmate