Concurso de acreedores express

El concurso de acreedores express es una modalidad de concurso de acreedores, según la cual la declaración de concurso y su conclusión se realizan en el mismo acto. Así se abrevia el procedimiento y se evitan los gastos que se generan durante la tramitación del concurso de acreedores.

Sin embargo, se deben cumplir ciertos requisitos. El procedimiento está regulado por la Ley Concursal.

Concurso de acreedores express

El concurso de acreedores express se refiere a la conclusión del concurso por insuficiencia de la masa activa en forma simultánea con su declaración.

No se debe confundir con la Ley de Segunda Oportunidad, ya que ésta es para empresas activas, mientras que una de las consecuencias del concurso de acreedores express es la extinción de la empresa concursada.

Concurso de acreedores express: concepto y regulación

El concurso de acreedores express se encuentra regulado por el artículo 470 y siguientes de la Ley Concursal. Se refiere a la conclusión del concurso por insuficiencia de la masa activa en forma simultánea con su declaración. 

Recordemos que la insuficiencia de masa activa es una de las causas de la conclusión del concurso, tal lo establecido por el artículo 465 de la Ley Concursal.

Según este, el juez puede disponer la conclusión del concurso en cualquier estado del procedimiento, cuando se compruebe la insuficiencia de la masa activa para satisfacer los créditos contra la masa, es decir, el pago de los gastos del concurso.

¿Buscas abogado especialista en concursos de acreedores express?

Te ayudamos a encontrar abogado concursal de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado concursal

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Buscar abogado

Es importante tener en cuenta lo establecido por el artículo 473 de la Ley Concursal, en cuanto a que la insuficiencia de la masa activa existe, aunque el concursado posea bienes legalmente inembargables o desprovistos de valor de mercado o cuyo coste de realización sería manifiestamente desproporcionado respecto de su previsible valor venal.

Con todo ello, el juez puede declarar el concurso de acreedores y en el mismo acto su conclusión por insuficiencia de la masa activa, junto con la disolución de la empresa deudora. Es lo que se conoce como concurso de acreedores express.

Requisitos para el concurso de acreedores express

Para acogerse al concurso de acreedores express se deben cumplir las siguientes condiciones:

  1. Que la empresa carezca de activos suficientes para la satisfacción de los créditos contra la masa. Se debe presentar toda la documentación necesaria para que el juez pueda valorar la insolvencia e inexistencia o insuficiencia de bienes.
  2. Que no sean previsibles acciones de reintegración a la masa del concurso. La acción de reintegración es un mecanismo para retrotraer o devolver al concurso bienes y derechos que hubieran salido del patrimonio del deudor antes de la declaración del concurso, pero cuando, presumiblemente, ya estaba en situación de insolvencia. De acuerdo a la ley concursal, se refiere a operaciones realizadas dentro de los dos años anteriores a la declaración del concurso.
  3. Que el concurso no pueda ser calificado como culpable. El concurso se puede declarar fortuito o culpable. Se declara culpable cuando la generación o agravación del estado de insolvencia fuera consecuencia de acciones dolosas o por culpa grave del deudor concursado, su representante legal o sus administradores o liquidadores en caso de que fuera una persona jurídica.
  4. En principio, que no haya relaciones laborales vigentes. No es un requisito exigido legalmente, pero la existencia de trabajadores obliga a tramitar el concurso por lo menos para la obtención del Expediente de Regulación de Empleo concursal.

Procedimiento del concurso de acreedores express

El procedimiento se inicia con la solicitud al juez de la conclusión del concurso por insuficiencia de la masa activa. Se debe acompañar toda la documentación correspondiente a una solicitud de concurso de acreedores ordinaria.

A la vez, se tiene que justificar que existe insuficiencia de la masa activa para hacer frente a los créditos contra la masa a fin de que el juez pueda evaluar la situación y aplicar el artículo 470 de la Ley Concursal.

El juez debe poder apreciar que de manera evidente los bienes del deudor van a ser insuficientes, a partir de la documentación entregada, para satisfacer los gastos derivados del concurso. Por este motivo, la buena fe es imprescindible para acogerse a esta opción.

Si es el caso, no procede al nombramiento de un administrador concursal y el juez puede dictar el auto que, junto con la apertura del concurso, declare la conclusión del mismo. Este auto se publica en el Boletín Oficial, abriéndose un plazo para la impugnación por parte de los acreedores.

Si no existen impugnaciones el auto de conclusión del concurso se considera firme. Se expide mandamiento al Registro Mercantil para la inscripción del cierre del concurso y se declara la extinción de la empresa y cancelación en el Registro Mercantil. 

El único trámite del procedimiento consiste en la emisión del auto por parte del juez mercantil.

Desde que se presenta la solicitud del concurso express hasta la conclusión pueden transcurrir entre uno y tres meses, dependiendo del tiempo y carga del trabajo del juzgado.

Beneficios del concurso de acreedores exprés

La declaración de conclusión del concurso de acreedores por insuficiencia de la masa activa para hacer frente a los créditos contra la masa tiene las siguientes consecuencias:

  • No se ejecuta la fase de calificación del concurso, por lo tanto, se pasa directamente a la conclusión del concurso por insuficiencia de la masa activa. La razón es que, tal como lo establece el artículo 473 de la Ley Concursal, en un concurso de acreedores común no se puede dictar dicho auto mientras se esté tramitando la sección de calificación. Además, no es declarado culpable.
  • Al cumplir con la obligación legal de declarar el concurso de acreedores, se evita la declaración de insolvencia, es decir que el deudor no ejerce su responsabilidad por la situación de insolvencia de la sociedad.
  • Se paralizan otros procesos derivados de la insolvencia. Por ejemplo, se impide una ejecución de apremios o la solicitud de declaración de concurso necesaria.
  • Una vez firme el auto del juez, se da curso a la extinción de la empresa.
  • Se dan por cumplidas las obligaciones legales del administrador de la empresa de presentación de concurso voluntario.
  • El deudor se beneficia con un proceso breve.

Los acreedores evitan iniciar procesos judiciales que serían inútiles al no existir posibilidad de recobro. En los juzgados se reduce el número de concursos ordinarios, aliviando la carga de trabajo. El empresario podrá volver a iniciar una nueva actividad sin ningún inconveniente.

¿Buscas abogado especialista en concursos de acreedores express?

Te ayudamos a encontrar abogado concursal de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado concursal

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Buscar abogado