Complemento salarial

El complemento salarial es la definición de todas esas cantidades de dinero que, junto al salario base, conforman la totalidad de lo que es conocido como estructura salarial.

Este tipo de complemento está perfectamente especificado en el artículo número 26 del Estatuto de los Trabajadores (ET) y se determina en función de las condiciones personales y específicas de cada uno de los trabajadores.

Complemento salarial

El complemento salarial es la definición de todas esas cantidades de dinero que, junto al salario base, conforman la totalidad de lo que es conocido como estructura salarial.

Para determinar la cantidad de ese complemento salarial, la empresa debe considerar varios aspectos básicos y esenciales, como es el caso del trabajo realizado ante una determinada situación, el impacto que dicho trabajo ha tenido sobre el rendimiento general de la empresa, si hay o no hay un convenio colectivo o si el mismo está especificado a través de un contrato individual.

El complemento salarial siempre se añadirá a la cuantía del salario base.

¿Buscas abogado especialista en derecho laboral?

Te ayudamos a encontrar abogado laboralista de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado laboralista

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Buscar abogado

Clasificación del complemento salarial

En el artículo de ET, específicamente en el número 26.3, se clasifican los complementos salariales en función de los siguientes aspectos:

3. Mediante la negociación colectiva o, en su defecto, el contrato individual, se determinará la estructura del salario, que deberá comprender el salario base, como retribución fijada por unidad de tiempo o de obra y, en su caso, complementos salariales fijados en función de circunstancias relativas a las condiciones personales del trabajador, al trabajo realizado o a la situación y resultados de la empresa, que se calcularán conforme a los criterios que a tal efecto se pacten. Igualmente se pactará el carácter consolidable o no de dichos complementos salariales, no teniendo el carácter de consolidables, salvo acuerdo en contrario, los que estén vinculados al puesto de trabajo o a la situación y resultados de la empresa.

Artículo 26.3 del Estatuto de los Trabajadores

Circunstancias relativas a las condiciones específicas de cada trabajador

En este caso, cualquier tipo de complemento salarial será determinado en función de las condiciones personales de cada persona trabajadora.

Para estos supuestos, la determinación del complemento se hará en función de la cualificación personal o profesional o sobre la existencia de una condición, ya sea de tipo profesional o de carácter personal y que incide, de forma directa sobre el trabajo realizado.

En general, este tipo de complemento personal es de carácter individual y completamente consolidable a no ser que manifieste de forma expresa todo lo contrario. En este sentido, los complementos salariales más comunes se establecen en función de la antigüedad del trabajador o del complemento de título, conocimientos especiales o complemento de idiomas.

  1. Complemento de antigüedad: se trata de un derecho que se le suele otorgar a trabajadores en cuyo convenio colectivo o trabajo se establezca dicho complemento. De igual forma, la cuantía del complemento también se aplica en función del salario base sobre cada período de tiempo, ya sea trienio o quinquenio o una cantidad específica a tanto alzado.
  2. Por otro lado, otra de las razones más comunes detrás del complemento salarial es cuando el trabajador tiene conocimientos especiales, un título en específico o complemento de idiomas. Según estamos viendo, los conocimientos específicos del trabajador tienen un impacto directo en el resultado del trabajo, por lo que dicho complemento, independientemente del cambio de puesto, dependerá principalmente de la decisión del empresario.

Puesto de trabajo

Otra de las razones que pueden justificar el complemento salarial están estrechamente relacionadas con las características del trabajo y la forma específica de realizar dicha actividad.

En este caso, los complementos más comunes se hacen en función del complemento por el trabajo realizado, así como también la cantidad o calidad del mismo.

  • Tiene su razón de ser en el establecimiento de la empresa como un sistema de medición relacionado con la productividad de la misma. En este sentido, los complementos más destacados dentro de este tipo son los conocidos como primas de productividad o incentivos.
  • Por otro lado, también son comunes los complementos salariales como un plus ante actividades que puedan considerarse como peligrosas y en las cuales haya riesgos de toxicidad, peligrosidad, penosidad, entre otros. Sin embargo, es importante destacar que el abono de estos complementos no supone, bajo ningún concepto, la ausencia de todas las medidas básicas y obligatorias de prevención de riesgos laborales.
  • Se trata de un complemento necesario y obligatorio cuando el trabajador se dedica a una actividad que suponga algún tipo de peligro para la salud del mismo, independientemente de si el mismo se realiza de forma excepcional o de forma rutinaria. El riesgo, en estos casos, debe ser considerado como real y no como potencial.
  • Otra de las razones más comunes asociadas al tipo de trabajo es el complemento por nocturnidad, el cual es considerado como aquel que se ejecuta entre las 10 de la noche y las 6 de la mañana. La cuantificación del mismo, en estos casos, se establece sobre un porcentaje del salario base.
  • En lo que se refiere a los complementos festivos, también se debe considerar un complemento salarial. Se consideran festivos los 14 días del ámbito nacional. Así mismo, también hay una un complemento salarial en función de la turnicidad y que se refiere a los trabajadores que ocupan sucesivamente los trabajos mediante una organización previa y en atención a un ritmo en específico.
  • También hay un complemento salarial que se asigna de acuerdo a la función desempeñada por cada trabajador. En este caso se trata de un complemento particular que se atribuye mediante el desarrollo de una determinada actividad dentro del puesto de trabajo. Así mismo, también se consideran dentro de esta categoría, el complemento de disponibilidad horaria y el complemento de residencia.

Complemento en función de la situación de la empresa

Finalmente, el tercer complemento o clasificación se establece en función de la situación y resultado específico de la empresa. Esta categoría tiene por objetivo integrar a todos los trabajadores en la marcha económica de la empresa.

En estos casos, el complemento salarial se asigna como una gratificación por beneficios, por lo que pueden ser de carácter fijo como de carácter temporal.

También es posible que se establezca en función del capital de la empresa, lo cual consiste en dar participación a los trabajadores mediante la asignación de acciones de la empresa.

Complementos salariales exigibles

Según lo establecido en el artículo 26.3, los complementos salariales son exigibles en las siguientes circunstancias:

  1. Cuando los complementos estén vinculados al puesto de trabajo o de la situación, por lo que los resultados de la empresa no serán considerados a menos que haya sido pactado de forma contraria en el contrato de trabajo.
  2. Cuando los complementos derivados de las circunstancias específica del trabajador sean consolidables, como es el caso de la antigüedad, aunque también se trata de un pacto al que las partes deben llegar a un acuerdo.

Conclusión

Los complementos salariales están debidamente especificados en la ley, pero los mismos se determinarán en función de la actividad realizada por el trabajador, convenios colectivos y otro tipo de aspectos que se deben considerar a nivel personal y profesional.

¿Buscas abogado especialista en derecho laboral?

Te ayudamos a encontrar abogado laboralista de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado laboralista

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Buscar abogado