Artículo 239 del Código Penal

Se considerarán llaves falsas:

1. Las ganzúas u otros instrumentos análogos.

2. Las llaves legítimas perdidas por el propietario u obtenidas por un medio que constituya infracción penal.

3. Cualesquiera otras que no sean las destinadas por el propietario para abrir la cerradura violentada por el reo.

A los efectos del presente artículo, se consideran llaves las tarjetas, magnéticas o perforadas, los mandos o instrumentos de apertura a distancia y cualquier otro instrumento tecnológico de eficacia similar.

art 239 cp

El artículo 239 del Código Penal español hace referencia al uso de llaves falsas como medio para ejercer la fuerza en la modalidad de robo con fuerza en las cosas.

El Código Penal, tras la reforma de 2015 considera llaves falsas a todos los elementos mencionados en el precepto anterior. Es interesante señalar que ya a partir de los años 90 apareció la necesidad de contemplar a las tarjetas magnéticas como llaves falsas, pues se utilizaban para extraer dinero de terceros. Ante ello, los tribunales tuvieron que estudiar qué infracción castigar. En algunas de las sentencias del Tribunal Supremo, se falló que estos casos encajaban en los delitos de apoderamiento injusto, pero lo cierto es que lo más adecuado es conducir el caso por esta otra vía en la que interviene el artículo 239 del Código Penal.

También como novedad se introdujo la contemplación de los medios de cierre no materiales, debido a los avances tecnológicos. Así se consideran llaves también a los sistemas de guardia, como alarmas de sonido o audiovisuales.

El artículo 239 del Código Penal se encuentra dentro del Título XIII del Libro II. Más en concreto en el Capítulo II, que hace referencia a los robos.