Artículo 808 del Código Civil

Constituyen la legítima de los hijos y descendientes las dos terceras partes del haber hereditario del padre y de la madre.

Sin embargo podrán éstos disponer de una parte de las dos que forman la legítima, para aplicarla como mejora a sus hijos o descendientes.

Cuando alguno de los hijos o descendientes haya sido judicialmente incapacitado, el testador podrá establecer una sustitución fideicomisaria sobre el tercio de legítima estricta, siendo fiduciarios los hijos o descendientes judicialmente incapacitados y fideicomisarios los coherederos forzosos.

La tercera parte restante será de libre disposición.

art 808 cc

El artículo 808 del Código Civil español se encuentra en el capítulo de las herencias, dentro la sección de las legítimas. Está relacionado con los herederos forzosos y con la parte de herencia que corresponderá a cada uno de ellos en su caso.

Así, la legítima de los hijos y descendientes supone dos tercios de la herencia, ya que, implica el tercio de legítima y el tercio de mejora.

Estas dos terceras partes corresponden con la denominada legítima larga. La otra parte restante es el tercio de libre disposición.

Por otro lado, cuando existan descendientes con una incapacitación judicial, el testador puede establecer una sustitución fideicomisaria sobre el tercio de legítima estricta para que los demás coherederos forzosos entreguen la parte de la herencia correspondiente al coheredero incapacitado tras el fallecimiento.

Artículos relacionados