Artículo 451 del Código Civil

El poseedor de buena fe hace suyos los frutos percibidos mientras no sea interrumpida legalmente la posesión.

Se entienden percibidos los frutos naturales e industriales desde que se alzan o separan.

Los frutos civiles se consideran producidos por días, y pertenecen al poseedor de buena fe en esa proporción.

art 451 cc

El artículo 451 del Código Civil español explica distintos aspectos sobre los frutos percibidos por el poseedor.