Artículo 390 del Código Civil

Cuando algún árbol corpulento amenazare caerse de modo que pueda causar perjuicios a una finca ajena o a los transeúntes por una vía pública o particular, el dueño del árbol está obligado a arrancarlo y retirarlo; y si no lo verificare, se hará a su costa por mandato de la Autoridad.

art 390 cc

El artículo 390 del Código Civil español explica qué deberá hacer el dueño de un árbol cuando este amenace con caerse pudiendo causar perjuicios.

  • Código Civil
    • LIBRO II. DE LOS BIENES, DE LA PROPIEDAD Y DE SUS MODIFICACIONES
      • Título II: De la propiedad